Sonia Beltran

ensayo y error de una profesión

Tag: Ruta Empresarial

Dime que resultado necesitas y te diré quien eres

Si quieres vivir mejor, eres Empresa.

La gente de empresa necesita (necesitamos) vivir bien con su trabajo.

Es decir, necesitas ganar el dinero suficiente para vivir la vida que quieres, ya sea ganando más clientes o cobrando más por el trabajo realizado.  Con el objetivo, no siempre declarado, de desarrollar tu profesión o talento lo mejor que sabes. Para hacer que tu empresa sea más ideal, más a tu medida.

Y para conseguir ese ideal, arriesgas tu bienestar. Es decir, inviertes tu dinero (ahorros, préstamo, …) y tu tiempo. Y lo más valioso de todo, arriesgas tu energía e ilusión.

Lo pones todo al servicio del cliente para alcanzar ese ideal de empresa/profesión que hace tu vida, y las de tu comunidad, más interesante.

Evidente esto varía según la empresa, su tamaño, formas de trabajar, … Pero por lo general, la persona responsable de una Pyme, arriesga su bienestar para desarrollar un proyecto personal.

Si quieres una buena reputación, eres una Institución

La Administración Pública en cualquiera de sus versiones (museos provincial, Agencia de Desarrollo Local, Oficina de Turismo, Área de juventid, …) necesita demostrar que su trabajo es valioso.

Las empresas también lo necesitan, porque sino no venden a los precios que les permiten vivir bien, pero en su mente el objetivo nº 1 es la ganancia.

Las instituciones públicas necesitan una buena opinión pública, la satisfacción del “cliente” que no ha pagado nada concreto, pero sí paga impuestos. Deben demostrar que son necesarias en la vida de la ciudad y/o la ciudadanía y que usan bien el dinero que tiene.

Pero, a nivel personal no arriesga “nada”, porque con mayor o menor presupuesto, las instituciones seguirán existiendo.

Ahora bien, las instituciones funcionan gracias a las personas. Concretamente, gracias a las personas competentes, con imaginación y pasión por su trabajo. A veces es el técnico, a veces el político, a veces el conserje (este último caso es más difícil ya que no tiene poder de decisión sobre el presupuesto).

Y estas personas sí arriesgan energía e ilusión en hacer sus instituciones tan buenas como puedan llegar a ser.

el lujo es la artesanía

A estas altura no hace falta que diga que soy fan del trabajo de JC Santos. No dejo de sacarle el jugo a sus artículos y conferencias. Hoy aprovecho su trabajo para hablar del lujo

En su charla TED sobre tendenicas explica como ahora, nuestro paradigma social, basado en los valores del materialismo, en el que el lujo es pura ostentación, está en crisis. Porque nuestro imaginario individualista, egoísta y consumista, empieza agotarse. Es en momentos como estos cuando en las sociedades surgen exploradores, que buscan otras formas de ver el mundo. Hoy esos los exploradores de nuestra sociedad están mirando a la artesanía.

Crear otros mundos

Pero no a cualquier artesanía, no a las manualidades,el folklore y los mercados medievales. Miran a una artesanía “entendida como un proceso de producción más humano, como un proceso fundamentalmente creativo que permite experimentar y desarrollar productos con un discurso mucho más profundo.”

Interesa la artesanía “porque es más humana, porque es local, un proceso de creación emocional, sensorial”. Porque permite crear otros mundos.

La artesanía experiencial, que está buscando nuevos imaginarios, añade a esa realidad-experiencia human de la creación, la ultima tecnología y los elementos más artísticos con una fuerte carga de diseño.

Detrás de la frivolidad del diseño hay una profunda fuerza que está contribuyendo a un cambio social, porque estas nuevas formas de mirar son las que pueden cambiar el mundo.

Artesano es ahora un forma de lujo, la artesanía es contra-cultura.

Pasión artesana

Sin nombreLa artesanía es una constante en nuestro trabajo. Ese saber hacer y ese sello personal que imprimimos a lo que hacemos nos define como profesionales. Y me gusta pensar que hago un trabajo artesanal cuando hago relaciones públicas o cuando alguien me pide consejo.

Por eso me interesó tanto el articulo de Juan Carlos Santos “ Artesanía, lujo y fast-fashion”. Aunque Santos es analista de tendencias y experto en moda, está muy lejos de la frivolidad que siempre se achaca a este mundo.

En el artículo, entre otras cosas, disecciona el concepto artesanía y lo explica en detalle. Lo que me permite verlo con más claridad, pensar en cómo hago mi trabajo, qué clase de artesana soy.

Empieza explicando que la artesanía está ” Asociada, generalmente con la producción manual a pequeña escala, la artesanía se sustenta sobre unos valores más humanos, sotenibles, creativos y respetuosos con la tradición local, configurándose como un campo de experimentación emocional, simbólica y sensorial privilegiado para la exploración de nuevos imaginarios que recuperen la armonía, la autenticidad y la escala humana perdidas con nuestro modelo de desarrollo actual”

Creo que la cita no tiene desperdicio. Pero, aún así, no he podido resistirme a poner negritas. Para destacar todo ese potencial de la artesanía.

tres claves fundamentales de la artesanía:

1. en qué se basa, de dónde surge, cómo se sostiene,” valores más humanos sotenibles, creativos y respetuosos con la tradición local” es decir en las personas y su entorno

2. qué es, cuál es su esencia, por qué existe “campo de experimentación” un entorno propicio para el ensayo/error, para atreverse a hacer cosas que no has hecho nunca, que no has sentido nunca, que nos has visto nunca. Un laboratorio para probar y probar mientras vas descubriendo.

3. para que sirve, por qué es útil “nuevos imaginarios que recuperen la armonía, la autenticidad y la escala humana.”

Todo esto tiene mucho que ver con la Ruta, con cómo surgió, cómo se esta desarrollado y lo que podría ser. Porque tiene mucho que ver con nuestra forma de emprender y de hacer RR.PP. Y cómo queremos seguir haciendo nuestros proyectos.

código abierto de Relaciones Públicas (o Relaciones Públicas para el cambio social II)

Alguien me dijo una vez que esto de las Relaciones Públicas era un oficio, que se aprende viendo a otros trabajar y practicando, claro. En esto de los oficios hay un saber hacer, un aprender construyendo sobre el saber de otros y un construir otros saberes, que me interesa del artesano y del hacker.

El artesano, como el hacker, combinan un hacer lo que te gusta, como quiero hacerlo, (una vida apasionada) y obtener satisfacción, aprendizaje y dinero (vivir de lo que te gusta).

Si me entiendo como artesana de las RRPP del siglo XXI, de alguna manera, entiendo las RRPP como un software, que puede ser libre; como una construcción p2p. Y me veo aportando al procomún proyectos seductores en los que los colaboradores quieren trabajar porque en ellos pueden desarrollarse.

En breve impartimos un curso en el que compartimos la experiencia y la metodología empleada en la activación y asesoramiento de otros emprendedores. Concretamente queremos explicar, compartir y abrir lo que nosotras hemos aprendido y que tan buenos resultados ha dado (a nosotras y a otros). Este es un proyecto realmente seductor, tanto la materialización en talleres como las reflexiones que se gestan detrás.

En paralelo presentamos una comunicación al Congreso Internacional de Investigadores en RRPP. En la que explicamos ciertas habilidades que consideramos imprescindibles para hacer RR.PP. , al menos las Relaciones Públicas que a nosotras nos gusta hacer y que hacemos , persona a persona. Y explicamos los conceptos clave que usamos para contar este oficio nuestro.

¿Estamos liberando software de RRPP?

Que estamos aportando al procomún está claro y lo hacemos con esa misma filosofía del software libre. Queremos rentabilizar nuestro esfuerzo investigador, pero no vivir eternamente de la renta de este conocimiento. Que es propio, sí, pero que bebe del conocimiento de otros. Tampoco compartimos desde una generosidad, mal entendida, que no da el ciento por uno.

Lo que no está tan claro es cómo de útil les será a otros y/o en que disciplina inscribir esos aportes. Si esta aportación al procomún se inscribe dentro de la disciplina de RRPP o no, es algo que no tengo tan claro. Pero como, constantemente hablamos de esa imprescindible redefinición del oficio de RRPP, creo que más bien sí. Creo que desde la Ruta Artesana estamos aportando valor a la profesión de RRPP. Estamos liberando formas de hacer RRPP en el siglo XXI. Creación y fortalecimiento de redes profesionales de colaboración; la importancia de lo concreto, de saber que se trabaja con persona reales y no con públicos imaginados;  la utilidad de narrarse, conectar y conversar.

En el caso de las habilidades y conceptos de RR.PP. presentadas al Congreso, de lo que se trataba era de exponer nuestras reflexiones y escuchar lo que otros tenían que aportar. Creo que no aprendí mucho, la verdad, no creo ser mejor RR.PP. ahora que se (con datos meticulosamente recogidos) que ciertas empresas e instituciones usan un modelo de RR.PP. unidireccional. Y esto por que tampoco sé el por qué de usar ese modelo y no otro, así que tampoco puedo valorar las conclusiones que se expusieron (pero ese es otro tema).

Los modelos de RRPP explican cuatro formas de actuar de un profesional, pero en muchos casos se convierten, casi, en técnicas comunicativas aplicables en momentos puntuales de una campaña. La filosofía que inspira a una organización a optar por una política de comunicación basada en uno de esos modelos es lo interesante. Saber quién y cómo se construye esa filosofía. Saber si está directamente relacionado con el trabajo de un profesional de Relaciones Públicas, son los debates que hubiera querido escuchar.

El retorno que recibimos y percibimos

El primer retorno que obtenemos en ambos casos es el reto de enfrentarnos nosotras mismas a nuestras reflexiones y métodos, para ser capaces de mostrarselos a otros. La revisión necesaria de los materiales es ya un avance. Una vez expuestos, casi cualquier comentario es un retorno; un caer en la cuenta de puntos fuertes y débiles, de nuevos caminos, de posibles metas.

Con respecto a los métodos para activar persona y saberes. Compartir el método con otros formadores, que trabajan en contextos distintos, con públicos distintos amplía las posibilidades/ potencialidades del método y del taller. Quien lo aplique en otro territorio y, sobre todo, en otro contexto estará

  • poniendo a prueba el método,
  • detectado lagunas,
  • inspirándose para crear variantes, ideando innovaciones; creado una versión nueva, para personas reales en contextos reales.

Pero sobre todo lo estará impartiendo de una forma distinta a nosotras, porque esto es un servicio y es artesanal, no hay dos iguales. Y al mismo tiempo puede necesitar de nosotras en puntos concretos o en todos. Es decir, se están creando redes (y nos puede contratar XD).

Personas concretas en contextos concretos pueden querer, o necesitar, aplicar alguna técnica en concreto o la filosofía en general, sin llegar a ejecutar el taller piloto que ideamos.

Rutas y mapas.

La Ruta Emprende Artesana es un proyecto para dar visibilidad, conectar y activar  personas, saberes y territorios. Que tiene, a día de hoy, tres grandes áreas la investigación, el método y la acción.

investigación

El origen del proyecto surge de nuestros contextos y realidades, como empresarias, qué necesidades tenemos o hemos tenido, qué obstáculos superamos, que escenarios afrontamos. A esto sumamos nuestros contextos y otros intereses. Pero sobretodo surge de la pasión por compartir lo que sabemos, que nos lleva a la necesidad de saber.

¿a quién le puede interesar esto que sabemos? ¿qué pasaría si transmitimos estos valores, ideas, conceptos y formas de trabajar a estas personas?

La necesidad de saber más de otros nos obliga a desarrollar una investigación constante, que alimente y se alimenta, en parte, de esas otras dos áreas del proyecto.

el método

Cómo transmitir lo que sabemos, al tiempo que provocamos el cambio que queremos. Para conseguirlo hemos pensado, diseñado y aplicado, métodos y herramientas concretas.

Pero también hemos pensado en líneas de acción y en cosas concretas. Con las que llevar a cabo ese método. Se han delimitado los formatos apropiados para los interlocutores interesantes. Teniendo en mente, siempre, a esos interesados (usuarios final del proyecto, empresarias en ciernes, colaboradores potenciales)

Hemos ensayado y corregido hasta encontrar un método con el que, nos sentimos cómodas y, conseguimos los objetivos del proyecto (dar visibilidad, conectar y activar  personas, saberes y territorios). Y de la acción concreta: visión estratégica, repensarse, dar pasos concretos, transmitir una filosofía y unos valores de trabajo, conocer nuevos conceptos para expresar nuestras realidades.

Compartir este nuevo conocimiento, adquirido por la experiencia, resulta ahora fundamental para mejorar la Acción. Pero también para el proyecto en general.

la acción.

El marco en el que se ponen en práctica esas herramientas y métodos. Ejecutar esos formatos. Que van desde la formación teórico-práctica, hasta el asesoramiento estratégico. Y con ello poner en marcha a otros, dar herramientas que empoderan, acompañar, proponer, …

Con ello sumamos experiencias y realidades a la investigación y al método.

Y con todo se generan nuevos formatos, nuevas áreas de investigación y nuevos métodos. Con todo ello trabajamos en lo que nos apasiona.

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén