Sonia Beltran

ensayo y error de una profesión

Tag: experiencia (Page 1 of 2)

el lujo es la artesanía

A estas altura no hace falta que diga que soy fan del trabajo de JC Santos. No dejo de sacarle el jugo a sus artículos y conferencias. Hoy aprovecho su trabajo para hablar del lujo

En su charla TED sobre tendenicas explica como ahora, nuestro paradigma social, basado en los valores del materialismo, en el que el lujo es pura ostentación, está en crisis. Porque nuestro imaginario individualista, egoísta y consumista, empieza agotarse. Es en momentos como estos cuando en las sociedades surgen exploradores, que buscan otras formas de ver el mundo. Hoy esos los exploradores de nuestra sociedad están mirando a la artesanía.

Crear otros mundos

Pero no a cualquier artesanía, no a las manualidades,el folklore y los mercados medievales. Miran a una artesanía “entendida como un proceso de producción más humano, como un proceso fundamentalmente creativo que permite experimentar y desarrollar productos con un discurso mucho más profundo.”

Interesa la artesanía “porque es más humana, porque es local, un proceso de creación emocional, sensorial”. Porque permite crear otros mundos.

La artesanía experiencial, que está buscando nuevos imaginarios, añade a esa realidad-experiencia human de la creación, la ultima tecnología y los elementos más artísticos con una fuerte carga de diseño.

Detrás de la frivolidad del diseño hay una profunda fuerza que está contribuyendo a un cambio social, porque estas nuevas formas de mirar son las que pueden cambiar el mundo.

Artesano es ahora un forma de lujo, la artesanía es contra-cultura.

Pasión artesana

Sin nombreLa artesanía es una constante en nuestro trabajo. Ese saber hacer y ese sello personal que imprimimos a lo que hacemos nos define como profesionales y, a mi, me gusta pensar que hago un trabajo artesanal cuando hago relaciones públicas o cuando alguien me pide consejo.

Por eso me interesó tanto el articulo de Juan Carlos Santos “ Artesanía, lujo y fast-fashion”. Aunque Santos es analista de tendencias y experto en moda, está muy lejos de la frivolidad que siempre se achaca a este mundo.

En el artículo, entre otras cosas, disecciona el concepto artesanía y lo explica en detalle. Lo que me permite verlo con más claridad, pensar en cómo hago mi trabajo, qué clase de artesana soy.

Empieza explicando que la artesanía está ” Asociada, generalmente con la producción manual a pequeña escala, la artesanía se sustenta sobre unos valores más humanos, sotenibles, creativos y respetuosos con la tradición local, configurándose como un campo de experimentación emocional, simbólica y sensorial privilegiado para la exploración de nuevos imaginarios que recuperen la armonía, la autenticidad y la escala humana perdidas con nuestro modelo de desarrollo actual”

Creo que la cita no tiene desperdicio. Pero, aún así, no he podido resistirme a poner negritas. Para destacar todo ese potencial de la artesanía.

tres claves fundamentales de la artesanía:

1. en qué se basa, de dónde surge, cómo se sostiene,” valores más humanos sotenibles, creativos y respetuosos con la tradición local” es decir en las personas y su entorno

2. qué es, cuál es su esencia, por qué existe “campo de experimentación” un entorno propicio para el ensayo/error, para atreverse a hacer cosas que no has hecho nunca, que no has sentido nunca, que nos has visto nunca. Un laboratorio para probar y probar mientras vas descubriendo.

3. para que sirve, por qué es útil “nuevos imaginarios que recuperen la armonía, la autenticidad y la escala humana.”

Todo esto tiene mucho que ver con la Ruta, con cómo surgió, cómo se esta desarrollado y lo que podría ser. Porque tiene mucho que ver con nuestra forma de emprender y de hacer RR.PP. Y cómo queremos seguir haciendo nuestros proyectos.

Las mujeres elegantes no son normales.

mama4 PRUEBA 2Cuando hace unos meses un amigo cumplió  40 años, lo primero que pensé fue “ya puede ser una mujer elegante” .

Porque solo se puede ser elegante a partir de los cuarenta, antes puedes ser glamurosa, pero no elegante. Eso leí en un libro muy divertido, hace mucho tiempo, y me pareció una afirmación muy acertada. Aunque entonces no veía todos las lecturas que se pueden hacer de ese “ser una mujer  elegante”.

Creo que ser una mujer elegante tiene que ver, un poco, con lo más superficial de la apariencia (que no es que sea superficial, pero eso sería otro post). Y que tiene mucho que ver con la relación construir/descubrir. En la línea de “lo que hicimos con lo que hicieron de nosotros”.

Creo que tiene mucho que ver con cómo vives. Como te mueves y qué cosas te emocionan en ese cambiar el mundo sin conquistar el poder. Construir el mundo tu medida y construirte tú, a tu gusto. Vamos, que tiene mucho que ver con ser un poco hacker (o mucho).

Cuando hace unos días vi la película “Requisitos para ser una persona normal”, y me di cuenta de que “ser elegante” es justo lo contrario de “ser normal”.

Ser elegante es vivir felizmente libre. algo realmente difícil, quizá por eso hay tan pocas mujeres elegantes y tanta gente normal.

 

abril y mayo

Dos meses sin publicar son muchos meses, incluso para mí, más ahora que creía haber encontrado la fórmula para no abandonar durante semanas el blog.

Este post es para demostrarme que han sido dos meses de los más productivo.

Una bases de datos

relacionesBD_1Que ha costado mucho de definir, en parte por la falta de tiempo para reuniones de equipo. Mi hermana es la experta en bases de datos, estamos conversando sobre esto desde el verano pasado, pero es difícil encontrar varias horas seguidas para dedicarle. Pero la conversación es interesante, las preguntas que me hace me ayudan a orientar la investigación y todo el proceso está dando para un post.

Por supuesto aún habrá que pulir a lo largo de la investigación.

Lo malo es que no acaba de salir todo lo bien que a mi hermana le gustaría, la transición de Acces a LibreOfficeBase parece que no es tan fácil como esperaba.

OuiShare fest 2015

EconomiaRed_2Toda una experiencia. Un festival de charlas, talleres, mesas redondas y entrevistas. No pudimos asistir a todas las que nos hubiera gustado, pero nos encantó la idea de los resúmenes ilustrados.

Lo que nos traemos es la conversación, la certeza de que estamos al principio y que todo puede ser, por lo seguramente no triunfará una sola forma de hacer economía colaborativa. Los principios es lo que tienen.

El alojamiento en una genuina casa francesa a través de Airbnb, Anne fue una anfitriona encantadora.

Y preparar este viaje me obligó también a repensar mi empresa, mis trabajos (sobretodo los últimos) y mis líneas a seguir. Todo eso no ha visto la luz, pero me ha tenido ocupada.

Rediseñar y aprender

GMás bien ha habido que empezar de cero, dejarme guiar por expertos y apostar por una intuición que me rondaba desde hacía tiempo.  Transformar una tienda tradicional de artículos para el baile y la indumentaria regional en una tienda on-line de complementos de moda tradicionales. Esto me ha quitado el sueño desde hace mucho y me lo sigue quitando de vez en cuando, peor cada vez menos.

Las pautas del programa despegue para Pymes de Rebeldes on-line y el curso Textos que venden de Laura Ribas; han sido clave.

Y estos últimos meses han sido intensos, en reflexiones y tareas. Y sigue en aumento.

Lo ball del Rey Paixaro. Novelda 1587

Publicada en el blog del gup de danses: la transcripción del “Procés criminal del Procurado de la Ilustrisima Senyoria de la Vila de Novelda contra lo magnific Alonso Dias. Per Governació de la vila” ; fechado el 6 de enero de 1587 descubrimos una tradición de época moderna, que seguro venía de antiguo y no sabemos en que momento se perdió. A ver si la recuperamos para 2016.

Queda leer con detenimiento el artículo de Biel Sansano y pasar algunas horas en el Archivo

Costura

costuraUna recién descubierta forma de relajarme, coser a máquina. Estos dos meses me han dado para hacer una camisa y empezar con una falda. Todo del siglo XVII.

 

 

Proyectos propios y ajenos

Estos son los escenarios en los que se va construyendo el profesional que va por libre. Detectando oportunidades en los proyectos ajenos y desarrollando iniciativas propias, se ponen a prueba ideas y saberes, se crece y se aprende. Creo que con esta combinación creas tu oficio y ejerces tu profesión, todo en uno. Y, además, se gana la vida; porque si en la variedad está el gusto , en la combinación de flujos de ingresos (entre otros elementos) está la flexibilidad del profesional. La clave parece estar en “trabajar en red y trabajar con”, así lo estamos contando últimamente.

En los proyectos propios hay que idear, diseñar y financiar el proyecto. Y una vez hecho esto gestionar su comunicación, su marca y la comunidad que surge en torno a ellos. 

En los proyectos ajenos (propuestos o demandados) hay que investigar para conocer la filosofía, origen e historia del proyecto. Definir la idea fuerza sobre la que diseñar, planificar y ejecutar la estrategia y las acciones. Para luego gestionar la comunicación, la marca, la comunidad.

Proyectos propios

Visto así los proyectos propios parecen más apetecibles y más fáciles de implementar porque depende solo de tí. Pero buscar y crear estructuras de trabajo para llevar a cabo los proyectos propios es un arduo trabajo, porque hay que hacerlo todo desde cero:

  • tener un conocimiento y un saber hacer. Un oficio en el que te desarrollas.
  • descubrir, diseñar y establecer rutinas de trabajo en común. El trabajo en equipo que funciona
  • tener objetivos comunes (comerciales, profesionales, …). Lo cual nos obliga a una conversación continua para poder elegir a los colaboradores, para trabajar durante el proyecto en cuestión.
  • definir la red y los roles. Decidir y saber quién es quién y quién hace hace qué.
  • reconocer el contexto del que surges y en el que te mueves. Para resultar atractivo a aquellos con los que quieres trabajar, saber cuál es el valor/valores que puedes aportar. Al tiempo que decides que valores y significados quieres  aceptar de otros.

Y con todo esto inicias un camino de ensayo y error, de acción e investigación entrelazadas, para la planificación, comunicación y ejecución del proyecto.

  • Investigar y situarte en un contexto. Revisar notas, retomar y ampliar lecturas, indagar un poco más para ver la actualidad del sector o sectores en los que se inscribe el proyecto. Analizar proyectos similares, en circunstancias, actores, objetivos. Hacer una pregunta más a esa idea inicial para ponerla a prueba.
  • Definir el contexto, decidir el ámbito en el que se inscribe el proyecto y delimitar los objetivos generales del mismo. Para poder “empaquetarlo para su venta” y presentarlo con una sola frase a una persona concreta.
  • Identificar a quién le interesa y decidir con quiero compartir este proyecto, con quién quiero trabajar. Esto es, quién quiero que me financie y por qué, y quién quiero que se beneficie de este proyecto y por qué.
  • Trazar una estrategia. Un plan general que se expresa en no más de un párrafo.
  • Decidir las tácticas. Enumerar los pasos a dar, colocarlos en el calendario y asignar un responsable.

Proyectos ajenos.

Diseñar la comunicación para el proyecto de otro no tendría mayor dificultad si aplicamos una visión instrumental de la comunicación, hacemos publicidad convencional e incorporamos las últimas tendencias en comunicación social. Pero como eso no sabemos hacerlo, sino que lo que de verdad sabemos hacer es complicarnos la vida. Entonces  iniciamos una conversación con el cliente que nos permita conocerlo y hacer con él unas relaciones públicas interesantes, conocerse él y establecer una comunicación que le permita construirse.

Antes de optar por un tipo de comunicación u otra, creo que es interesante dejar claro dos conceptos de este tipo de proyectos. Básicamente me he encontrado con dos tipos de proyectos ajenos, la comunicación de un evento en particular y la comunicación de la organización en general.

Cuando se trata de la comunicación de un evento hay que tener claro que, en primer lugar, la existencia o no del evento es una decisión directiva (ya sea un político por tratarse de la administración pública o un directivo por estar en la empresa privada), al final hay una persona que tiene la última palabra en la realización o no de el evento, por tanto es el responsable.

La visión del responsable marca la diferencia entre un tipo de evento y otros. Una visión a largo plazo es aquella que concibe el evento como algo que debe arraigar en el público (o en la ciudadanía en el caso de la Admon) como algo propio, algo que crea comunidad y que la diferencia, de ahí se obtiene el compromiso de participación. Que la gente lo haga suyo le permitirá vivir más allá de la legislatura de turno. Lo hará más resiliente. Y ¿por qué querríamos que un evento o proyecto sea resiliente? porque responde a cuestiones reales de un contexto concreto y, por tanto, ofrece valor, tiene significado.

De modo que si es la primera edición del evento X, o si se está pensando en una renovación tras varias ediciones, la meta es hacer un proyecto que ofrezca valor a la gente que queremos que participe, que  tenga significado. Y esto es lo que condiciona la estrategia de comunicación y la construcción de su relato. Un relato que en un primer momento estará orientado a convencer, a seducir, a los participantes y que más adelante se transformará por la propia continuidad del proyecto (vivo y en conversación).

Una visión a corto plazo, orientada a conseguir solo visibilidad e impacto mediático, medido según la adhesión dela opinión pública; nos da como resultado un proyecto débil, cuya continuidad depende de los resultados de la primera edición (o de la última según sea el caso). Carece de plan, de proyección y de visión, de relato al fin y al cabo; porque está basado en la ocurrencia y no en las personas reales.

Rutas y mapas.

La Ruta Emprende Artesana es un proyecto para dar visibilidad, conectar y activar  personas, saberes y territorios. Que tiene, a día de hoy, tres grandes áreas la investigación, el método y la acción.

investigación

El origen del proyecto surge de nuestros contextos y realidades, como empresarias, qué necesidades tenemos o hemos tenido, qué obstáculos superamos, que escenarios afrontamos. A esto sumamos nuestros contextos y otros intereses. Pero sobretodo surge de la pasión por compartir lo que sabemos, que nos lleva a la necesidad de saber.

¿a quién le puede interesar esto que sabemos? ¿qué pasaría si transmitimos estos valores, ideas, conceptos y formas de trabajar a estas personas?

La necesidad de saber más de otros nos obliga a desarrollar una investigación constante, que alimente y se alimenta, en parte, de esas otras dos áreas del proyecto.

el método

Cómo transmitir lo que sabemos, al tiempo que provocamos el cambio que queremos. Para conseguirlo hemos pensado, diseñado y aplicado, métodos y herramientas concretas.

Pero también hemos pensado en líneas de acción y en cosas concretas. Con las que llevar a cabo ese método. Se han delimitado los formatos apropiados para los interlocutores interesantes. Teniendo en mente, siempre, a esos interesados (usuarios final del proyecto, empresarias en ciernes, colaboradores potenciales)

Hemos ensayado y corregido hasta encontrar un método con el que, nos sentimos cómodas y, conseguimos los objetivos del proyecto (dar visibilidad, conectar y activar  personas, saberes y territorios). Y de la acción concreta: visión estratégica, repensarse, dar pasos concretos, transmitir una filosofía y unos valores de trabajo, conocer nuevos conceptos para expresar nuestras realidades.

Compartir este nuevo conocimiento, adquirido por la experiencia, resulta ahora fundamental para mejorar la Acción. Pero también para el proyecto en general.

la acción.

El marco en el que se ponen en práctica esas herramientas y métodos. Ejecutar esos formatos. Que van desde la formación teórico-práctica, hasta el asesoramiento estratégico. Y con ello poner en marcha a otros, dar herramientas que empoderan, acompañar, proponer, …

Con ello sumamos experiencias y realidades a la investigación y al método.

Y con todo se generan nuevos formatos, nuevas áreas de investigación y nuevos métodos. Con todo ello trabajamos en lo que nos apasiona.

Comunicación, comercio y la red. Otro post sobre e-Commerce

A medio camino entre la reflexión y los consejos y buscando una línea de comunicación útil y divulgativa, comparto algunas cosas interesantes sobre comercio electrónico.

Ya sabíamos muchas cosas: que crear una tienda on-line es como montar una física, es decir, es un negocio que necesita su plan, flexible, por fases, … pero un plan al fin y al cabo, con su presupuesto y todo. Y tenemos asumidas las bases de la disciplina de Relaciones Rúblicas; y sabemos ponerlas al servicio de la comunicación comercial.  Al igual que sabemos que internet tiene sus propios códigos de comunicación y conocemos el poder de la conversación.

Insisto en la necesidad de pensar las cosas antes de hacerlas, sin que ese pensar nos haga retrasar indefinidamente la acción. De modo que en algún momento del proceso de creación de nuestro negocio, hagámonos ciertas preguntas que nos permitan trazar una hoja de ruta.

Ante las opciones de negocio en la venta on-line, hay que saber lo que cada una implica y como se ajusta eso a nuestros objetivos de negocio.

– Si ya tenemos una tienda física, tradicional, y por tanto tenemos proveedores y conocemos el producto. ¿Qué vamos a hacer en la red? Liquidar o reducir el stock. Ampliar el negocio al abrir la opción de aumentar el nº de clientes. Complementar la tienda física dando más y mejores servicios a los clientes. O empezamos de cero para crear el negocio que un día soñamos.

– Si empezamos de cero. ¿Por qué lo hacemos? porque siempre he querido tener una tienda o un negocio propio e internet es la forma más barata de empezar. Porque soy productor de algún tipo de producto o servicio y quiero vender mis propios productos.

De todo lo anterior, más lo que se nos ocurra, elijamos la más nos guste. Sí la que más nos guste, porque ese negocio, va a ser nuestro negocio. Creo que para hacer esa valoración hacer una lista es una buena técnica: lista de ventajas y otra de inconvenientes. Y, además, marcar los hitos del camino que queremos recorrer o del camino que recorreremos con cada una de esas opciones. Para preguntarnos ¿es a eso a lo que me quiero dedicar?

Porque no vale con decirnos, “me quiero dedicar a vender X”. Lo que tenemos que decirnos es “me quiero dedicar a vender X de esta manera. Y eso implica estos trabajos y estas tareas”. Porque esos trabajos y tareas van de lo más aburrido a lo más apasionante, y tenemos que saber si hay más de unas que de otras.

Una conclusión. En las relaciones con los públicos  la comunicación es clave. Que seas consciente de ello es el primer paso, luego vienen el: ¿que relación quiero tener? ¿qué implica comunicar?  para mí, para mi negocio, … ¿es esta la manera en que quiero puedo-debo hacerlo?

Los pasos siguientes son una mezcla de herramientas, tareas y más reflexiones. Dejo un enlace que me parece muy interesante para empezar Crear una tienda on-line en 20 pasos la información es útil, está organizada de forma práctica y tiene el valor añadido de estar basada en la experiencia, de montar una tienda on-line, de quienes escriben.

 

desarrollo local, pymes y creatividad. Notas I.

Esto solo son notas para un dialogo que debe ayudar a crear un discurso sobre desarrollo local. Discurso que será “defendido” en junio, en un foro de especialistas.

Y estas notas son un intento definir el desarrollo local desde las intuiciones y muy pocas lecturas. Por eso son solo notas, por eso son las primeras.

Las comparto, así, en bruto, para verlas desde otra perspectiva. Porque quiero encontrar los enlaces a, o poner las bases de, la relación entre la creatividad, la ciudad y los ciudadanos; los ciudadanos que generan riqueza a través de sus empresas y de sus actividades.

Desarrollo Local, no territorial, estaría hablando de lo pequeño frente a lo grande. La Micro-pyme vs Multinacional; esta diferenciación no viene dada por su ubicación física y su alcance, si no por sus planteamientos y estrategias de actuación.

La multinacional, en sus políticas de producción, de empleo , de crecimiento, … van dirigidas a explotar recursos y enriquecerse, a acaparar; aunque eso genere escasez.

Las pequeñas empresas, como las actividades tradicionales, estén donde estén, actúan y piensan desde el aprovechamiento de recursos a su alcance para asegurar la viabilidad y la sostenibilidad de esos recursos, de sí mismas y de su entorno/contexto (y generar abundancia?)

Ej.: la sede de una gran Multinacional localizada en un pueblo, crea puestos de trabajo en ese pueblo pero no genera riqueza/abundancia en ese territorio, porque no favorece la diversidad, no valora las potencialidades y las fomenta, no es flexible al cambio, … no es creativa.

El DL como facilitador o resultado de la creatividad del contexto. Un contexto creativo: es fluido (productivo y facilitador); es flexible (diverso y adaptable); es elaborativo (capaz de crear, generar, …elaborar), es original; es sensible a la realidad, tolerante a la ambigüedad, encentrado y comunicativo

Dime con quien andas

Nunca se me han dado bien los idiomas (o al menos nunca se me ha dado bien estudiar-aprender idiomas en la forma que me los han enseñado) y sin embargo no dejo de aprender-incorporar lenguajes.

La vida es un constante aprendizaje de lenguajes, de hablas, ya que cada nuevo entorno  exige de nosotros la creación, co-creación o incorporación una lengua propia de ese entorno.

Al llegar a un nuevo grupo, antes de convertirse en comunidad, empezamos usando una lengua estandar que todos creemos usar igual. Y luego surgen lo giros que solo entendemos nosotros, los significados concretos.

En esa construcción estoy ahora, con eGruyere, con Master DIWO y con los proyectos que surgen con otros miembros de esta red. Y desde hace un tiempo me veo constantemente acudiendo a la Inianopedia, a El Correo de la Indias,  para saber si estoy interpretando correctamente a mis colegas de trabajo.

También hemos acuñado algunas expresiones propias y seguiremos haciéndolo, especialmente a partir de las diferentes lenguas maternas y sus/nuestras diferentes comunidades de habla.

El gran referente sin duda, para entender a mis compañeros son sus blogs y , por tanto, sus enlaces y comentarios. Porque es en la conversación dónde surgen las expresiones propias, es en el uso de la lengua dónde esta se hace propia. Y creo que, en el uso dialogado se hace comunidad. Puesto que no solo se usa la lengua de la misma manera si no que se compartes conceptos, realidades, futuros deseables, …

Hablábamos de esto hace unos días, Ester, Laura y yo en una cafetería, entre una reunión de trabajo y otra. Y era algo que desde hacía tiempo me rondaba la cabeza. Y que estos días se ha vuelto más insistente, o evidente, por la necesidad de aclarar, de decirnos a nosotros mismos que sí estamos hablando el mismo lenguaje.

Personas por máquinas

Hace unos días leía sobre las características de la colaboración. La construcción de proyectos, cosas o ideas a partir de una comunidad (más o menos estable, formal, …), una construcción en la que todos los miembros participan de alguna manera.

Por otro lado me veo inmersa en la tarea de detectar (para definir) esas formas de trabajar colaborativamente. Y rebusco en mis ideas previas, destapo reflexiones paralelas a mi experiencia y, quizás por deformación profesional, echo la vista atrás y analizo el hoy comparándolo con el ayer (el ayer son en realidad muchos y merecen al menos una entrada a parte).

Lo que leía sobre colaborar está aquí y aquí, no hace falta que lo repita yo ( de hecho ya compartí alguna ida-experiencia hace unos meses, si acaso ya escribiré con otras reflexiones y/o datos). Lo que comparto aquí es mi impresión de lo que la construcción colaborativa está significando.

Tras la industrialización del s.XIX* y la confianza, a veces ciega, en la tecnología que reinó en el siglo XX**, llega (o vuelve) el momento de reconocer el valor de las personas. Y un valor que no viene dado por el contexto (familia, territorio, …) sino por las potencialidades de una persona puestas al servicio de una comunidad-proyecto.

Hablo de potencialidades porque no quiero reducir “lo que alguien tiene que aportar” a una lista de habilidades o conocimientos adquiridos durante la formación académica o que se presupongan de un perfil profesional. Y porque, una determinada persona puesta ante un reto concreto puede aportar incontables  visiones inesperadas.

Ir más allá, y más acá, de una aportación individual; que se sumaría a un proyecto como una pieza que cualquier otro podría haber aportado. Cada aportación individual se convierte en algo genuino. Para generar algo único en la medida que se ha gestado en un momento y un entorno concreto.

Evidentemente, personas distintas en entornos distintos pueden idear las mismas cosas. Pero eso no resta originalidad a la comunidad, al proyecto, .. ni resta valor a la sabiduría transversal que se crea.

Ahora bien ¿cómo sacar esas potencialidades de la caverna a la luz? Entiendo que hay dos procesos, la confianza hacia el grupo y la confianza hacia uno mismo. La primera necesita tiempo y acción. Ni basta con dejar pasar el tiempo, ni podemos esperar que el deseo de colaborar nos de, al instante, la tranquilidad de fiarnos del otro.

La segunda es un camino individual, pero no siempre solitario. Y sobre él se ha dicho y se dice mucho. Ahora sólo enuncio mi opinión, una educación libre.

Y por último me veo obligada (por esta reflexión) a conectarlo con mi post anterior, “Museo o máquina del tiempo”, que no hablaba explícitamente de colaboraciones, pero que induce a pensar en la necesidad de las mismas (al menos yo las tenía en mente cuando pensaba-escribía).

Todo esto para decir que son las personas las que hacen las cosas, las que producen los cambios, las que plantean los retos, … las máquinas son un medio no un fin 😉

( *, **: esos son algunos de los ayeres a los que me refería)

Page 1 of 2

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén

Abrir la barra de herramientas