Dime con quien andas

Nunca se me han dado bien los idiomas (o al menos nunca se me ha dado bien estudiar-aprender idiomas en la forma que me los han enseñado) y sin embargo no dejo de aprender-incorporar lenguajes.

La vida es un constante aprendizaje de lenguajes, de hablas, ya que cada nuevo entorno  exige de nosotros la creación, co-creación o incorporación una lengua propia de ese entorno.

Al llegar a un nuevo grupo, antes de convertirse en comunidad, empezamos usando una lengua estandar que todos creemos usar igual. Y luego surgen lo giros que solo entendemos nosotros, los significados concretos.

En esa construcción estoy ahora, con eGruyere, con Master DIWO y con los proyectos que surgen con otros miembros de esta red. Y desde hace un tiempo me veo constantemente acudiendo a la Inianopedia, a El Correo de la Indias,  para saber si estoy interpretando correctamente a mis colegas de trabajo.

También hemos acuñado algunas expresiones propias y seguiremos haciéndolo, especialmente a partir de las diferentes lenguas maternas y sus/nuestras diferentes comunidades de habla.

El gran referente sin duda, para entender a mis compañeros son sus blogs y , por tanto, sus enlaces y comentarios. Porque es en la conversación dónde surgen las expresiones propias, es en el uso de la lengua dónde esta se hace propia. Y creo que, en el uso dialogado se hace comunidad. Puesto que no solo se usa la lengua de la misma manera si no que se compartes conceptos, realidades, futuros deseables, …

Hablábamos de esto hace unos días, Ester, Laura y yo en una cafetería, entre una reunión de trabajo y otra. Y era algo que desde hacía tiempo me rondaba la cabeza. Y que estos días se ha vuelto más insistente, o evidente, por la necesidad de aclarar, de decirnos a nosotros mismos que sí estamos hablando el mismo lenguaje.

1 comentario


  1. Preferimos importar palabras de otros idiomas y hablar con acentos raros que nos hacen poner caras raras (jaja..) a inventar nuestras propias palabras. Yo a veces me he visto obligada a tener que inventarme una palabra porque no la encontraba en castellano y cogerme un anglicismo tampoco que me atraía y tampoco terminaba de significar lo que quería decir. Quizá el uso dialogado y conversacional de nuestra comunidad nos lleva al final a crear nuestro propio contexto y lenguaje como dicen los indianos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *