La artesanía como contracultura ¿qué artesana eres?

Siguiendo con el post de la semana pasada y el estudio sobre la artesanía del siglo XXI que hace JC Santos me preguntaba ¿qué clase de artesana soy?”

“… la artesanía también es un concepto polifacético, con significados y valores diferentes para cada grupo de consumidores”

Esto es importante, entre esa masa de consumidores está nuestro cliente ideal. Aquel que dibujábamos, con un nombre y una forma de peinarse muy concreta, y que se parece a un famoso. Esa persona que está dispuesto a pagar por nuestro producto, porque lo aprecia, aprecia nuestro trabajo.

Santos hace una división de la artesanía actual diciendo que, esa “búsqueda de un modelo alternativo” que es la artesanía, se orienta desde dos actitudes opuestas:

A) mirando al pasado con nostalgia

B) mirando al futuro con osadía

ArtesaniasLa primera engloba dos conceptos muy distintos de artesanía, la artesanía folclórica, cuyo máximo exponente son los mercados medievales donde se vende de todo menos medievo. Y la artesanía suntuaria, con influencia en el mundo de la moda.

La segunda actitud ante la artesanía la componen un concepto de “artesanía informal” muy vinculado al movimiento DIY (hazlo tu mismo) enfrentada a la sociedad de consumo. Y una “artesanía contemporánea, caracterizada por un elevado nivel conceptual de diseño”. Aquí entraría todos los artesanos-diseñadores-artistas, que tiene un concepto muy definido en sus creaciones (a base de pensar, investigar y probar sobre una idea), y que son super-expertos porque dedican mucho tiempo a perfeccionar una técnica sin dejar de experimentar (probar materiales, mezclar técnicas, …)

El gráfico es genial, lo pongo porque permite hacer un ejercicio muy interesante: responder a la pregunta ¿que tipo de artesana eres?

Es decir ¿en qué lugar de esa gráfica estas? además de colocarte en un cuadrante, puedes especificar cómo de cerca estás de la gama alta o baja, de la tradición o de la innovación. Es un ejercicio difícil, mi ideal es esa artesanía que mira al futuro con osadía, en la artesanía contemporánea, y lo más cerca de la gama alta. Pero mi realidad es que solo para algunos proyectos estoy ahí en general me muevo en el área de la innovación peor bastante cerca del centro.

¿y tu?

2 comentarios


  1. Me ha encantado esa diferenciación de actitudes ante la artesanía. podrías poner el gráfico para que se pueda ampliar?

    me ha hecho gracia lo que dices de los mercadillos medievales, porque pasa también con los de artesanía. se vé a mucha gente que en realidad lo qeu hace es revender cosas que ya compra hechas en plan relleno. la artesanía también es un buen disfraz que poner a productos aunque no tenga ningún sentido..

    Responder

    1. Sí, parece que “artesanía” es una palabra muy de moda que empieza a perder el sentido. Además de los diferentes sentidos que ya tiene y que a veces, al menos a mi me pasa, se nos olvidan. Parece que artesanía sea un concepto homogéneo, y no, ni siquiera cuando hablamos de objetos hechos por personas podemos hablar de la artesanía como un todo.

      Ahora el gráfico ya debería poder ampliarse 😉

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *