Sonia Beltran

ensayo y error de una profesión

Carrera, profesión, oficio (I)

O lo que se supone que puedes hacer cuando te licencias.

Oficialmente si te licencias en Historia (ahora si te gradúas) puedes ser Gestor Cultural y del Patrimonio. En concreto, en la web de la Universidad dónde yo me licencié, en la descripción de perfiles profesionales del Grado en Historia  dice que:

Perfiles profesionales consolidados:
4. La gestión del patrimonio histórico y cultural (comunicación, difusión, valoración e interpretación).”

Y continúa con una larga lista de profesiones, consolidadas o vinculadas, que por momentos parece repetitiva, pero que tiene sus matices y no dejan de ser oficios a desarrollar en el ámbito de ese amplio mundo de la gestión cultural.

Pero la Federación Estatal de Asociaciones de Gestores Culturales indica, en los méritos recomendados para el puesto de “Gestor Cultural. Técnico Medio de Cultura” en la función pública (que puede tenerse en cuanta para el sector privado); que debe tenerse el  título de Master.

Y lo entiendo, porque en ese mismo documento dónde especifica las funciones y competencias y describe el perfil profesional:

Es el profesional que diseña, planifica y ejecuta el proyecto de intervención a través del adecuado programa cultural. Controlan los equipamientos, infraestructuras y espacios culturales, ya sean específicos o polivalentes, basándose en técnicas específicas de difusión, creación, formación y fidelización de usuarios y públicos. Bajo su responsabilidad, dependencia y cargo se encuentran: “Técnicos Auxiliares de Servicios Culturales”, “Auxiliares de Cultura”. Elevan informes de resultados de su labor profesional y actividad cotidiana a los “Técnicos Superiores en Gestión Cultural”.

Y a mi me parece evidente que en esa labor de planificación, difusión, … de gestión de las relaciones, en términos generales, con los usuarios y con el equipo interno, hay muchos matices, muchos caminos, muchas responsabilidades. Y pocas o ninguna se enseñan en las facultades de Historia. El aprendizaje de esas técnicas específicas se obtiene (en mi caso) en la disciplina de Relaciones Públicas. Que es mucho más que la suma de algunas técnicas del periodismo, el marketing o la publicidad.

Sé que parece una defensa corporativista, y en parte lo es, porque para eso soy Relaciones Públicas. Pero es que las Relaciones Públicas dan nombre, métodos y técnicas a muchos, muchísimos, hechos y acciones que se dan en el desarrollo de una labor de gestión en general y de relación en particular.

Porque al final (y al principio) lo que importa son las relaciones. Relaciones entre Instituciones o entre instituciones y personas. Que son al fin y al cabo relaciones entre personas.

El papel de las Relaciones Públicas en la Gestión Cultural es una  “asignatura” de muchos créditos en mi MasterDIWO.

Pero, además, desde que empecé a diseñar mi Master DIWO tengo en mente hacer una “Tabla de correspondencias” entre materias impartidas en la licenciatura de Historia, las responsabilidades de un Gestor Cultural. Y/o una Tabla de correspondencias entre materias de Lic en RR.PP y Master Gestión Cultural-Patrimonio. Por dos motivos básicamente:

    •  Un objetivo claramente “personal” y de autoafirmación.
      D
      emostrarme a mi misma que tengo los conocimiento técnicos requeridos para el ejercicio de la profesión de Gestor Cultural. En concreto, de Técnico Medio (según la … de la Asociación Nacional de GC). Y por tanto no necesito invertir mas dinero, ni un año académico en exclusiva, a adquirir una formación que ya poseo. Y esto porque desde que empecé a estudiar Relaciones Públicas tuve claro que junto a mis estudios de Historia estaba haciendo mi propia carrera hacia la profesión.
    • Exponer como la excesiva rigurosidad en la estandarización del proceso formativo para ejercer ciertas profesiones, puede llegar a bloquear el acceso a las mismas.

Previous

desarrollo local, pymes y creatividad. Notas I.

Next

Rediseñando y aprendiendo II

7 Comments

  1. qué guay! pues qué ganas de ver esas tablitas de correspondencias y qué ganas de que nuestros master DIY cada vez sean más DIWO… 😀

    • Pues sí, cada vez más DIWO.
      En parte porque cada vez somos más expertos en diluir los límites que otros marcan sobre nuestras profesiones y oficios, sobre nuestras capacidades. No?

      … yo también tengo ganas de ver esas tablitas, que me están complicando la vida más de lo que esperaba.

  2. Pues seguro que te interesa el último post de David http://lasindias.com/cultura-guia-de-uso/ Porque si vas a indagar qué hace falta para gestionar un patrimonio cultural sería genial incluir una visión crítica de lo que esas instituciones que delimitan oficios entienden por cultura y para qué la usan..
    Abrazos!

    • gracias, me interesa 🙂
      descifrar lo que “esas instituciones” entienden por cultura y cómo nos lo transmiten, es todo un reto. Ya tuve más de un dolor de cabeza intentando entender el concepto “cultura” en los planes de estudio de los masters, …

      • 🙂 un día podíamos tener una conversa tranquila, para mis libros tuve que documentar mucho -y no todo aparece explícitamente en ellos- y la verdad, algunas cosas muy curiosas… Así que quedo a disposición, Sonia.

        • Gracias, David, te tomo la palabra 😉
          hice bien de indicar que sólo es el primer post sobre esto, intuyo que serán muchos

  3. Y que sepáis que tengo un borrador sobre “si no hay espacio público y la Administración es un nodo más en Desarrollo Local; todos somos gestores culturales”
    todo enlace y comentario es bienvenido 😉

Deja un comentario

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén

Abrir la barra de herramientas