Sonia Beltran

ensayo y error de una profesión

Category: Comunicación (Page 2 of 4)

código abierto de Relaciones Públicas (o Relaciones Públicas para el cambio social II)

Alguien me dijo una vez que esto de las Relaciones Públicas era un oficio, que se aprende viendo a otros trabajar y practicando, claro. En esto de los oficios hay un saber hacer, un aprender construyendo sobre el saber de otros y un construir otros saberes, que me interesa del artesano y del hacker.

El artesano, como el hacker, combinan un hacer lo que te gusta, como quiero hacerlo, (una vida apasionada) y obtener satisfacción, aprendizaje y dinero (vivir de lo que te gusta).

Si me entiendo como artesana de las RRPP del siglo XXI, de alguna manera, entiendo las RRPP como un software, que puede ser libre; como una construcción p2p. Y me veo aportando al procomún proyectos seductores en los que los colaboradores quieren trabajar porque en ellos pueden desarrollarse.

En breve impartimos un curso en el que compartimos la experiencia y la metodología empleada en la activación y asesoramiento de otros emprendedores. Concretamente queremos explicar, compartir y abrir lo que nosotras hemos aprendido y que tan buenos resultados ha dado (a nosotras y a otros). Este es un proyecto realmente seductor, tanto la materialización en talleres como las reflexiones que se gestan detrás.

En paralelo presentamos una comunicación al Congreso Internacional de Investigadores en RRPP. En la que explicamos ciertas habilidades que consideramos imprescindibles para hacer RR.PP. , al menos las Relaciones Públicas que a nosotras nos gusta hacer y que hacemos , persona a persona. Y explicamos los conceptos clave que usamos para contar este oficio nuestro.

¿Estamos liberando software de RRPP?

Que estamos aportando al procomún está claro y lo hacemos con esa misma filosofía del software libre. Queremos rentabilizar nuestro esfuerzo investigador, pero no vivir eternamente de la renta de este conocimiento. Que es propio, sí, pero que bebe del conocimiento de otros. Tampoco compartimos desde una generosidad, mal entendida, que no da el ciento por uno.

Lo que no está tan claro es cómo de útil les será a otros y/o en que disciplina inscribir esos aportes. Si esta aportación al procomún se inscribe dentro de la disciplina de RRPP o no, es algo que no tengo tan claro. Pero como, constantemente hablamos de esa imprescindible redefinición del oficio de RRPP, creo que más bien sí. Creo que desde la Ruta Artesana estamos aportando valor a la profesión de RRPP. Estamos liberando formas de hacer RRPP en el siglo XXI. Creación y fortalecimiento de redes profesionales de colaboración; la importancia de lo concreto, de saber que se trabaja con persona reales y no con públicos imaginados;  la utilidad de narrarse, conectar y conversar.

En el caso de las habilidades y conceptos de RR.PP. presentadas al Congreso, de lo que se trataba era de exponer nuestras reflexiones y escuchar lo que otros tenían que aportar. Creo que no aprendí mucho, la verdad, no creo ser mejor RR.PP. ahora que se (con datos meticulosamente recogidos) que ciertas empresas e instituciones usan un modelo de RR.PP. unidireccional. Y esto por que tampoco sé el por qué de usar ese modelo y no otro, así que tampoco puedo valorar las conclusiones que se expusieron (pero ese es otro tema).

Los modelos de RRPP explican cuatro formas de actuar de un profesional, pero en muchos casos se convierten, casi, en técnicas comunicativas aplicables en momentos puntuales de una campaña. La filosofía que inspira a una organización a optar por una política de comunicación basada en uno de esos modelos es lo interesante. Saber quién y cómo se construye esa filosofía. Saber si está directamente relacionado con el trabajo de un profesional de Relaciones Públicas, son los debates que hubiera querido escuchar.

El retorno que recibimos y percibimos

El primer retorno que obtenemos en ambos casos es el reto de enfrentarnos nosotras mismas a nuestras reflexiones y métodos, para ser capaces de mostrarselos a otros. La revisión necesaria de los materiales es ya un avance. Una vez expuestos, casi cualquier comentario es un retorno; un caer en la cuenta de puntos fuertes y débiles, de nuevos caminos, de posibles metas.

Con respecto a los métodos para activar persona y saberes. Compartir el método con otros formadores, que trabajan en contextos distintos, con públicos distintos amplía las posibilidades/ potencialidades del método y del taller. Quien lo aplique en otro territorio y, sobre todo, en otro contexto estará

  • poniendo a prueba el método,
  • detectado lagunas,
  • inspirándose para crear variantes, ideando innovaciones; creado una versión nueva, para personas reales en contextos reales.

Pero sobre todo lo estará impartiendo de una forma distinta a nosotras, porque esto es un servicio y es artesanal, no hay dos iguales. Y al mismo tiempo puede necesitar de nosotras en puntos concretos o en todos. Es decir, se están creando redes (y nos puede contratar XD).

Personas concretas en contextos concretos pueden querer, o necesitar, aplicar alguna técnica en concreto o la filosofía en general, sin llegar a ejecutar el taller piloto que ideamos.

Proyectos propios y ajenos

Estos son los escenarios en los que se va construyendo el profesional que va por libre. Detectando oportunidades en los proyectos ajenos y desarrollando iniciativas propias, se ponen a prueba ideas y saberes, se crece y se aprende. Creo que con esta combinación creas tu oficio y ejerces tu profesión, todo en uno. Y, además, se gana la vida; porque si en la variedad está el gusto , en la combinación de flujos de ingresos (entre otros elementos) está la flexibilidad del profesional. La clave parece estar en “trabajar en red y trabajar con”, así lo estamos contando últimamente.

En los proyectos propios hay que idear, diseñar y financiar el proyecto. Y una vez hecho esto gestionar su comunicación, su marca y la comunidad que surge en torno a ellos. 

En los proyectos ajenos (propuestos o demandados) hay que investigar para conocer la filosofía, origen e historia del proyecto. Definir la idea fuerza sobre la que diseñar, planificar y ejecutar la estrategia y las acciones. Para luego gestionar la comunicación, la marca, la comunidad.

Proyectos propios

Visto así los proyectos propios parecen más apetecibles y más fáciles de implementar porque depende solo de tí. Pero buscar y crear estructuras de trabajo para llevar a cabo los proyectos propios es un arduo trabajo, porque hay que hacerlo todo desde cero:

  • tener un conocimiento y un saber hacer. Un oficio en el que te desarrollas.
  • descubrir, diseñar y establecer rutinas de trabajo en común. El trabajo en equipo que funciona
  • tener objetivos comunes (comerciales, profesionales, …). Lo cual nos obliga a una conversación continua para poder elegir a los colaboradores, para trabajar durante el proyecto en cuestión.
  • definir la red y los roles. Decidir y saber quién es quién y quién hace hace qué.
  • reconocer el contexto del que surges y en el que te mueves. Para resultar atractivo a aquellos con los que quieres trabajar, saber cuál es el valor/valores que puedes aportar. Al tiempo que decides que valores y significados quieres  aceptar de otros.

Y con todo esto inicias un camino de ensayo y error, de acción e investigación entrelazadas, para la planificación, comunicación y ejecución del proyecto.

  • Investigar y situarte en un contexto. Revisar notas, retomar y ampliar lecturas, indagar un poco más para ver la actualidad del sector o sectores en los que se inscribe el proyecto. Analizar proyectos similares, en circunstancias, actores, objetivos. Hacer una pregunta más a esa idea inicial para ponerla a prueba.
  • Definir el contexto, decidir el ámbito en el que se inscribe el proyecto y delimitar los objetivos generales del mismo. Para poder “empaquetarlo para su venta” y presentarlo con una sola frase a una persona concreta.
  • Identificar a quién le interesa y decidir con quiero compartir este proyecto, con quién quiero trabajar. Esto es, quién quiero que me financie y por qué, y quién quiero que se beneficie de este proyecto y por qué.
  • Trazar una estrategia. Un plan general que se expresa en no más de un párrafo.
  • Decidir las tácticas. Enumerar los pasos a dar, colocarlos en el calendario y asignar un responsable.

Proyectos ajenos.

Diseñar la comunicación para el proyecto de otro no tendría mayor dificultad si aplicamos una visión instrumental de la comunicación, hacemos publicidad convencional e incorporamos las últimas tendencias en comunicación social. Pero como eso no sabemos hacerlo, sino que lo que de verdad sabemos hacer es complicarnos la vida. Entonces  iniciamos una conversación con el cliente que nos permita conocerlo y hacer con él unas relaciones públicas interesantes, conocerse él y establecer una comunicación que le permita construirse.

Antes de optar por un tipo de comunicación u otra, creo que es interesante dejar claro dos conceptos de este tipo de proyectos. Básicamente me he encontrado con dos tipos de proyectos ajenos, la comunicación de un evento en particular y la comunicación de la organización en general.

Cuando se trata de la comunicación de un evento hay que tener claro que, en primer lugar, la existencia o no del evento es una decisión directiva (ya sea un político por tratarse de la administración pública o un directivo por estar en la empresa privada), al final hay una persona que tiene la última palabra en la realización o no de el evento, por tanto es el responsable.

La visión del responsable marca la diferencia entre un tipo de evento y otros. Una visión a largo plazo es aquella que concibe el evento como algo que debe arraigar en el público (o en la ciudadanía en el caso de la Admon) como algo propio, algo que crea comunidad y que la diferencia, de ahí se obtiene el compromiso de participación. Que la gente lo haga suyo le permitirá vivir más allá de la legislatura de turno. Lo hará más resiliente. Y ¿por qué querríamos que un evento o proyecto sea resiliente? porque responde a cuestiones reales de un contexto concreto y, por tanto, ofrece valor, tiene significado.

De modo que si es la primera edición del evento X, o si se está pensando en una renovación tras varias ediciones, la meta es hacer un proyecto que ofrezca valor a la gente que queremos que participe, que  tenga significado. Y esto es lo que condiciona la estrategia de comunicación y la construcción de su relato. Un relato que en un primer momento estará orientado a convencer, a seducir, a los participantes y que más adelante se transformará por la propia continuidad del proyecto (vivo y en conversación).

Una visión a corto plazo, orientada a conseguir solo visibilidad e impacto mediático, medido según la adhesión dela opinión pública; nos da como resultado un proyecto débil, cuya continuidad depende de los resultados de la primera edición (o de la última según sea el caso). Carece de plan, de proyección y de visión, de relato al fin y al cabo; porque está basado en la ocurrencia y no en las personas reales.

e-Commerce. Aprender a hacer fotos y no morir en el intento.

Como parte fundamental del comercio on-line, sobre todo si hablamso de productos, son las fotografías. Algunas razones aquí. Hacer buenas fotos es todo un arte, hay un sin fin de conocimeitnso y herrameintas. Pero hacer fotos buenas para una tienda on-line no es imposible.

SONY DSC

Sonia Beltrán – Foto detalle 1

Cómo hacer fotos de producto y muchos más consejos de fotografía en este blog

Como hacer un foco con muy poca inversión.

Un par de explicaciones sobre la famosa caja de luz, aquí y aquí . Básicamente habiendo leído estos dos posts me lancé ha preparar una sesión de fotos de producto.

Sin conocimientos de fotografía, con un equipo básico (cámara digital SONY A230 prestada, una caja de luz domestica, papel de seda y cartulina blanca, tres flexos y papel de aluminio), algún consejos y unos cuantos tutoriales, yo he conseguido fotos más que aceptables; que luego a penas he tenido que retocar con Gimp (niveles y/o brillo y contraste).

SONY DSC

Sonia Beltrán – Foto detalle 2

Creo que también me ayudó mucho haber estado mirando fotos de moda en general y de productos iguales o similares a los que iba a fotografiar; sabía lo que quería conseguir y lo que no. Y estuve pensando y anotando ideas unos días. Hice una primera sesión de dos o tres horas en la que no conseguí nada; después de la cual repasé todo lo que había hecho, qué había usado, … y seguí haciendo pruebas hasta que encontre un par de “claves” (perspectiva, cercanía) que me servían para casi todos los productos.

Como no tenía trípode y ni espacio para un sustituto, la cámara estaba en modo “movimiento” (para cuando haces fotos a gente que se está moviendo).

SONY DSC

Sonia Beltrán – foto detalle 3

Los objetos cabían en mi caja de luz claro, para los mantones de manila tuve que usar la habitación entera y fue muy difícil controlar la luz, sacar todo el bordado sin que pareciera un mantel, … Algunas peinetas me dieron problemas, siempre salian borrosas, seguramente por la cantidad de luz (fondo blanco liso y reflejos en la pieza).

No tengo fotos  de mi “estudio de fotografía” porque se monta y se desmonta cada vez, y no pensaba escribir este post. Pero la próxima ves puede que haga alguna y puede que la publique

Conversaciones. Esquemas y metodologías de trabajo III.

La tarea de ir definiendo, y para ello descubriendo, nuestros modos de trabajar va dando sus frutos. La conversación y el diálogo empoderante, son parte de esa forma de trabajar. Hemos querido mirar estos elementos desde fuera para explicarlos y estos son algunos resultados.

Los tres grandes temas de conversación, aprendizaje y reflexión, con los que construimos cada una nuestro oficio y al mismo tiempo nuestro contexto común.

  1. Nosotras hablando de nosotras. El profesional de RRPP como objeto de la conversación entre profesionales de RRPP y con otros profesionales. Modos de trabajar con otros y con los clientes. Modos de afrontar las realidades del mercado. Objetivos del ejercicio profesional. Los por qués de nuestro trabajo.

  2. Nosotras hablando de un tercero. Reflexiones obligatorias tras la investigación y previas a la propuesta y planificación de un proyecto concreto para un cliente. Reflexiones y conclusiones durante el proceso de ejecución de un proyecto; la investigación latente del cliente y su contexto. Conversaciones en torno al hecho de que nuestros valores y filosofías de trabajo se imprimen en las propuestas hechas a los clientes

  3. Nosotras hablando con un tercero de él mismo. Acompañar al cliente en un proceso de repensarse. Conversaciones en torno a diferentes realidades, los futuros posibles y las nuevas opciones.

Estos temas quedan registrados de diferentes maneras y por tanto producen una documentación, que podemos sobre la que podemos trabajar,consultar o analizar, para saber un poco más de nosotras:

  1. los procesos internos de trabajo y los contenidos de nuestros mensajes; los entendemos como una especie de comunicación interna. En la cual, el tema más tratado es “Nosotras hablando de nosotras”. Y que se muestra especialmente en e-mails y registro de conversaciones. Que en ocasiones se hace público en nuestros blog y a veces queda en documentos compartidos para la reflexión. Y en muy pocas ocasiones queda puramente en privado en documentos propios, ya que antes o después son compartidos de alguna manera; como nos gusta decir, pasarán al pro-común.

  2. De nuestra apuesta por el “trabajar con” el cliente se produce documentación y comunicación en dos sentidos. Además de la comunicación interna que nombraba,  hay comunicaciones directas con clientes, mensajes creados para fortalecer la relación con el cliente, planteamiento de propuestas para el cliente y otros, que se registra en documentos virtuales y analógicos. Aquí el tema clave es “nosotras hablando de un tercero-cliente”. Esto es al mismo tiempo, las relaciones públicas que hacemos hacia nuestro cliente (nuestras RR.PP.), y el trabajo de asesor de RRPP como parte de las RRPP que hacemos con nuestro cliente para su contexto.

  3. de los proyectos realizados surgen documentos compartidos con el cliente, con las justificaciones y argumentaciones de las propuestas de trabajo finalmente aceptadas y ejecutadas. Ya que se construyen sobre los documentos creados previamente, pero se completan en las conversaciones con el cliente. “Nosotras hablando con un tercero de él mismo”; de modo que suponen el reflejo de que el cliente entiende como positivos y propios los objetivos, estrategias y medios del proyecto a desarrollar. En la mayoría de los casos ha asumido los valores implícitos en el proyecto (apertura, flexibilidad, …) que se proponen en los momentos iniciales (fruto de nuestro “trabajar con”)

Otro post sobre eCommerce (II)

Que el e-Comerce está de moda no es una novedad, que sea un realidad rentable para los que se lanzan es otra cosa. Como siempre la red está llena de recursos para saber todo lo que tienes que hacer y para saber más, para saber todo lo que puedes hacer. Luego siempre está el paso de preguntar a gente de confianza (paso imprescindible en el proceso iniciar una nueva actividad). Y, finalmente, solo queda hacerlo, de verdad.

Para el paso 1, leer, leer y leer, dejo aquí algunos enlaces. El primero que abarca todo y que a mi modo de ver es muy claro y fácil de seguir. El resto son enlaces sobre tres aspectos del eCommerce que he estado leyendo estos días.

Puedes crear una tienda on-line siguiendo estos 20 pasos. Consejos y explicaciones de todo lo que tienes que hacer, bien ordenado en veinte pasos dados por alguien que ha montado su tienda. Y que han creado este blog.

Algunos artículos que me han servido, además de los de solucionesecommerce.com

Aspectos legales. la web de la Agencia Española de Protección de Datos, da toda la información pero tienes que filtrar mucho para descifrar lo que realmente necesita tu caso concreto. Pero hay que consultarla sí o sí. El portal de infoautonomos también da una información clara de lo que hay que hacer. Y este post.

Impuestos y venta internacional. Puesto que vender on-line te permite acceder aun mercado global. Es interesante saber qué costes implica vender un producto desde una tienda en España a un cliente que vive en USA, por ejemplo. Saber qué impuestos tengo que pagar o calcular (para mi cliente) si vendo al extranjero.

Aquí hay innumerables respuestas. En primer lugar, porque muchos vendedores asumen el precio del transporte, para facilitar la compra. Por tanto, calcular los costes de la venta internacional implica haber seleccionado bien la empresa de transportes. En segundo lugar, y también pensando en facilitar la compra, parece que el vendedor puede elegir asumir los gastos de aduana o no.

algunos consejos del blog de Prestashop, otros del blog de Xopie, advertencias que nos da Bitblog, y de E-commerceWeekly. Y sobre el IVA (aunque los % no son actuales)

Poner precio a los productos. Aquí he dado muchas vueltas, la mayoría de posts que he encontrado explican como calcular el margen de benefico real según el precio de venta. O como calcular el precio final aplicando bien el margen de beneficio que queremos. Ahora ninguno sobre si a los productos de 20€ hay que aplicarles un margen del 50% o de 25%; eso cada uno lo decide, la competencia y el valor añadido marcan la pauta.

Sobre cálculos de margen, precios y más. Este post para calcular el precio de venta, sobre precios y márgenes aquí el fragmento de un libro sobre comercio en general.

Como la mayoría de los post que he consultado pertenecen a blogs sobre comercio on-line o sobre comercio en general; prácticament etodos los aspectos a tener en cuenta a la hora de crear un negocio de venta de productos en internet, están ahí 😉

Rutas y mapas.

La Ruta Emprende Artesana es un proyecto para dar visibilidad, conectar y activar  personas, saberes y territorios. Que tiene, a día de hoy, tres grandes áreas la investigación, el método y la acción.

investigación

El origen del proyecto surge de nuestros contextos y realidades, como empresarias, qué necesidades tenemos o hemos tenido, qué obstáculos superamos, que escenarios afrontamos. A esto sumamos nuestros contextos y otros intereses. Pero sobretodo surge de la pasión por compartir lo que sabemos, que nos lleva a la necesidad de saber.

¿a quién le puede interesar esto que sabemos? ¿qué pasaría si transmitimos estos valores, ideas, conceptos y formas de trabajar a estas personas?

La necesidad de saber más de otros nos obliga a desarrollar una investigación constante, que alimente y se alimenta, en parte, de esas otras dos áreas del proyecto.

el método

Cómo transmitir lo que sabemos, al tiempo que provocamos el cambio que queremos. Para conseguirlo hemos pensado, diseñado y aplicado, métodos y herramientas concretas.

Pero también hemos pensado en líneas de acción y en cosas concretas. Con las que llevar a cabo ese método. Se han delimitado los formatos apropiados para los interlocutores interesantes. Teniendo en mente, siempre, a esos interesados (usuarios final del proyecto, empresarias en ciernes, colaboradores potenciales)

Hemos ensayado y corregido hasta encontrar un método con el que, nos sentimos cómodas y, conseguimos los objetivos del proyecto (dar visibilidad, conectar y activar  personas, saberes y territorios). Y de la acción concreta: visión estratégica, repensarse, dar pasos concretos, transmitir una filosofía y unos valores de trabajo, conocer nuevos conceptos para expresar nuestras realidades.

Compartir este nuevo conocimiento, adquirido por la experiencia, resulta ahora fundamental para mejorar la Acción. Pero también para el proyecto en general.

la acción.

El marco en el que se ponen en práctica esas herramientas y métodos. Ejecutar esos formatos. Que van desde la formación teórico-práctica, hasta el asesoramiento estratégico. Y con ello poner en marcha a otros, dar herramientas que empoderan, acompañar, proponer, …

Con ello sumamos experiencias y realidades a la investigación y al método.

Y con todo se generan nuevos formatos, nuevas áreas de investigación y nuevos métodos. Con todo ello trabajamos en lo que nos apasiona.

Esquemas y metodologías de trabajo II.

Elementos de mi trabajo como Relaciones Públicas Independiente (que ahora se llama freelance 😉 )

Sobre nuestros modos de trabajar y sus por qué, hace tiempo que tengo una conversación abierta con Laura y Ester. Y más concretamente una conversación formal con Laura sobre cómo hacemos RR.PP. y por qué las hacemos como las hacemos, que tiene como gran objetivo saber contar lo que hacemos y poder contrastarlo.

En la última conversación directa, identificábamos determinados elementos de nuestra realidad profesional. Que puede que nos den la clave, si no de una metodología original, sí de un trabajo artesanal que nos es propio. Nuestro oficio.

  • Cuando trabajamos, siempre hacemos el doble de trabajo, porque hacemos RRPP en paralelo. Por un lado trabajas con tu cliente en sus RR.PP., las de su empresa, las que van a configurar sus modos de relacionarse y de hacer, con sus clientes. Y al mismo tiempo haces tus propias RRPP con ese cliente concreto.
  • Si creamos nuestras empresas para hacer  RR.PP. como queremos, como creemos que  deben hacerse. Entonces, nuestro objetivo número uno es hacer las mejores Relacionas Públicas que seamos capaces de hacer. Esto tendrá como consecuencia, ganar dinero con ello.
  • Trabajar en lo que me apasiona y la manera en que trabaje (valores, ética, objetivos, etc con los que afronto mis pequeñas batallas) me permite construirme como profesional y como persona, y me convierte en un agente generador de riqueza. ¿es este el nuevo paradigma que nos anunciaban en la Facultad pero que no explicaban? Sea lo que sea es así como queremos trabajar, haciendo nuestro trabajo, siendo soberanos, libres y responsables.

Esquemas y metodologías de trabajo.

En la Facultad nos enseñaron que el método de trabajo de las RRPP era básicamente:

  • Investigación
  • Planificación
  • Ejecución
  • Evaluación

Sencillo a la par que potente ¿no? Y lo sencillo es siempre lo más útil. Aunque no te das cuenta hasta que te complicas la vida tu solita. Ahora bien investigar, planificar, ejecutar un plan y evaluarlo, son procesos complejos. Pero el esquema es sencillo y muy útil, y cada concepto encierra mucho potencial. Sobretodo si lo quieres hacer interesante

Tambien en la facultad nos enseñaron a hacer un Plan de RRPP en siete puntos, los modelos de RRPP, las matrices para definir los públicos, … Es decir, nos enseñaron toda la Teoría acumulada por al disciplina hasta el momento y todas las técnicas. Pero todo muy condicionado por una forma de ejercer las RRPP desde el departamento de comunicación de una gran empresa o desde una gran empresa de comunicación, cuyos públicos son grandes grupos. Así que cuando sales al mercado y vas a ejercer las RRPP, coges los apuntes de la carrera, la teoría, y la aplicas. Primera complicación. Con la practica te das cuenta de que esos esquemas de plan, no dejan de ser una plantilla, que no siempre sirve.

Por un lado está que muchas de las acciones que planificas necesitan su propio esquema o se convierten en un proyecto. Por otro lado está, el salirse de la ortodoxia, ni trabajas en el departamento de comunicación de una empresa, ni en una agencia de comunicación al uso. Colaboras con otras empresas-personas, desarrollas proyectos propios y quieres trabajar según ciertos valores y objetivos, para llegar a trabajar de una determinada maneraEs decir que vas creando tu profesión a la vez que la ejerces. (otra forma de complicarse la vida).

Entonces, antes o después, creas tus propias metodologías de trabajo y tus propios esquemas. Pero poner esos métodos por escrito, compartirlos y contrastarlos es un reto. De momento iremos revisamos, de la forma más crítica posible, nuestros hábitos y esquemas de trabajo. El objetivo es definir nuestra metodología de RRPP. 

Relaciones Públicas para el cambio social.

El IX Congreso de Investigadores de Relaciones Públicas lleva por título “Relaciones Públicas para el cambio social”. Al recibir la información y el reto de presentar una comunicación, tomé unas cuantas notas y ordené alguna idea. Conversaciones posteriores han destapado otras ideas que ya iremos desarrollando, luego ya veremos dónde lo contrastamos todo.

Lo primero que se me ocurría era preguntarme ¿qué cambio social? ¿el que ya estamos viviendo o el que queremos provocar?

Por que hay un cambio socio-profesional que yo estoy viviendo y que, hace unos años, no hubiera sido capaz de imaginar, y mucho menos de verbalizar; porque el futuro profesional, fuera de las opciones concretas que me daba el statu quo de las instituciones que pueden dar un empleo, era una nebulosa abstracta llena de vacíos.

Este cambio al que me refiero, tiene mucho que ver con la red distribuida (la que permite pescar, adaptarse y conectarse, construir), el hipercontexto, y los profesionales multiexperto. Que no son “aprendices de todo maestros de nada”, si  no que por estar en esa red, adquieren y practican conocimientos que los hacen mejores profesionales en su especialidad, les permiten adaptarse mejor a otras circunstancias, contextos e hipercontextos; les permite estar más conectados con otros y, así, construir a su alrededor allá donde estén y hagan lo que hagan.

Pensando sobre ese cambio que ya se está produciendo, no podía dejar de anotar algunos conceptos que están en todos los discursos: nuevos medios de comunicación, comunidades, tecnologías, … Pero que siguen siendo grandes desconocidos.

Sobre los nuevos medios de comunicación y, por tanto, las nuevas formas de comunicar, me parecía necesario  hacer el apunte (aunque solo fuera para ordenar mis ideas) de que algunos aún no se han dado cuenta de la novedad y usan viejas formas en nuevos medios. No han caído en la cuenta de buscar nuevas formas, más allá de añadir imagen y/o vídeo a sus textos, o de usar ciertas plataformas como TV particulares ( a veces tengo la sensación de estar asistiendo, de nuevo, al nacimiento de la televisiones locales, con el regocijo-orgullo-sorpresa popular que supusieron).

Al hilo de esto, pensaba que ahora el hipertexto es más que nunca y que todo puede estar referenciado, y no por ello dejar de ser original o propiciar la novedad.

Parece que todos nos hemos lanzado a la red sin pensar mucho, porque había que estar, porque está la competencia. Sin valorar el verdadero potencial y el considerable esfuerzo de aprovecharlo. Usando las redes sociales como un medio de comunicación de masas y contabilizando seguidores, como si fuera audiencia anónima. Pero hablando de comunidad (que queda muy bien), aunque es comunidad de seguidores a lo que se refieren. En lugar de propiciar diálogos y conversaciones.

El cambio que queremos provocar, tiene que ver directamente con las empresas del siglo XXI. Con usar esa red distribuida, formada por profesionales multiexperto y por otros recursos e instituciones (más o menos formales) y construir a nuestro alrededor. Y esto va desde impregnar de nuestra filosofía los proyectos que nos encargan o que proponemos a un cliente concreto, hasta crear nuestros propios proyectos y buscar los caminos para que vean la luz, crezcan y nos hagan crecer.

El valor de un oficio. Relaciones Públicas

En esencia las RR.PP. son para relacionar a las instituciones con sus públicos, para conseguir el beneficio mutuo (definición PRSA)

Parece que hoy, más que nunca, las relaciones entre instituciones y públicos son más accesibles, más líquidas, y siguen siendo complejas.

Siempre había pensado que esta profesión era muy útil en cualquier contexto, empresa, administración, organizaciones no lucrativas, etc En todas partes es útil el saber hacer de un profesional que aporta una visión estratégica a las relaciones, que define y/o aconseja en la definición de objetivos o transversalidad de acciones.

Pero creo que esa utilidad es cada vez más evidente. Porque cada vez estamos menos aislados. Pero más, no implica mejor. Que cada vez haya más conexiones no nos libra de hacer el esfuerzo de rentabilizarlas.

Los vínculos se establecen de las formas más diversas y ahora hay más oportunidades, más medios, para ello. Pero es imprescindible saber qué hacer con ellos. Fortalecer una relación ejerciendo un rol u otro. Abrir una conversación o dar un rodeo.

Del mismo modo, la dirección de la comunicación, la bidireccionalidad en la que tanto se insisten en las RRPP de calidad, es más posible ahora, pero no más fácil. Hay que estar dispuestos a saber más de ese público que antes parecía una masa y ahora nos habla de tu a tu.

El reto para los profesionales es hacer valer ese oficio. No basta decir que las Relaciones Públicas son importantes y necesarias, hay que saber explicar por qué, hay que dar razones, convencer con argumentos, seducir.

Page 2 of 4

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén