Sonia Beltran

ensayo y error de una profesión

Category: Comunicación (Page 1 of 3)

A veces solo hablo de trabajo.

Muchas veces, he tenido la sensación de que todas mis conversaciones tienen que ver con mi profesión y su ejercicio, y con la construcción de mi negocio. Y, a veces, me he sentido mal por eso, por hablar siempre de trabajo.

Hasta que me he dado cuenta de que la mayoría de las conversaciónes interesantes eran las que giraban en torno a mi trabajo.

Sera que mi trabajo me apasiona.

🙂

Mi mejor peor cliente.

En todo el tiempo que llevo trabajando como RRPP freelance casi siempre había creído que la Administración Pública era un buen cliente ideal para mi. Casi llegue a pensar en olvidarme de la pymes (tan abundantes en el sureste) que fueron mi ideal en la facultad.

Lo creía pq desde mi perspectiva del DL, lo público, tiene grandes metas y objetivos y muchos públicos a los que dirigirse. Y, de alguna manera, el desarrollo local es su razón de ser. De modo que crear proyectos para esas relaciones es muy tentador y bastante cómodo.

Pero una y otra vez tropiezo con los mismos problemas: el interlocutor es relativo; los ritmos y los procesos de la burocracia (y la política) no están orientados a la eficiencia, ni están preparados para la creatividad y la innovación. Por tanto trabajar con resulta complicado.

Además de la burocracia

La falta de cliente. Sin cliente no hay negocio, no solo porque no vendas, sino porque no tienes a quien dirigirte, a quíen resolverle un problema, con quien conversar. No hay un objetivo que conquistar y la pasión se diluye.

No hay cliente porque su cliente es cualquiera, su cliente es todo el mundo, y ellos sí tienen razón cuando dicen esto. No lo dicen porque quieran alcanzar grades cotas de mercado o porque tengan miedo de dejar de vender un producto.

Es que, realmente, tienen que atender a toda la ciudadanía, de modo que no tienen cliente. Por eso sus resultado no se miden en fidelidad o repetición de compra, por eso no tiene una relación que cultivar, y tampoco les hace falta.

Este es un gran problema a la hora de proponer y diseñar proyectos. Porque los proyectos necesitan, como un pilar básico, un público objetivo definido al que dirigirse.

Lo que interesa son los datos cuantitativos; nº de cuestiones atendidas, nº de ususarios de un servicio… Hasta la calidad se mide en números (puntuar de 1 a 10 las instalaciones, el horario, …) datos bien ordenados  en un formulario. Y la creatividad, la innovación y el servicio a medida no cabe en un formulario.

Si no hay conversación ¿cómo vas a resolver problemas? Si no hay imaginación ¿cómo vas a innovar? Si no hay creatividad ¿cómo vas a crear abundancia? 

Aprendiendo de AC/DC

Alguien me dijo una vez, o leí en algún sitio que no recuerdo, que AC/DC decidía el lugar de los conciertos de una gira en función del número de descargas de sus canciones. (descargas ilegales, claro)

Y me pareció un criterio de lo más acertado. Un verdadero conocimiento del cliente, real e ideal, y una apuesta por fidelizar a ese cliente.

A primera vista parece que si la gente se descarga música es pq no la quiere pagar, y por tanto no tiene sentido hacer un concierto en la zona donde hay más gente dispuesta a no pagar por la música. Pero lo cierto es que pagar por escuchar música en “lata” no es lo mismo que pagar por la experiencia de un concierto. Al fin y al cabo, reproducir en tu equipo de música un pista de audio desde un DC de la discografica o desde un archivo mp3 descargado de internet no cambia mucho.

El concierto es, como la artesanía, una experiencia  “más humana, porque es local, un proceso de creación emocional, sensorial”.  Organizas un concierto dónde más gente hay que conoce y escucha tu música, vas a un mercado muy seguro. Conocen el producto y lo consumen, ahora les ofreces la experiencia. Y les ofreces ese servicio que envuelve al producto, les abres las puertas al universo AC/DC y compartes ese mundo.

Esa relación con el cliente es genial. No te lo ganas por precio, no le castigas por compartir o distribuir tu producto. Le ofreces algo único que solo tú le puedes ofrecer.

el lujo es la artesanía

A estas altura no hace falta que diga que soy fan del trabajo de JC Santos. No dejo de sacarle el jugo a sus artículos y conferencias. Hoy aprovecho su trabajo para hablar del lujo

En su charla TED sobre tendenicas explica como ahora, nuestro paradigma social, basado en los valores del materialismo, en el que el lujo es pura ostentación, está en crisis. Porque nuestro imaginario individualista, egoísta y consumista, empieza agotarse. Es en momentos como estos cuando en las sociedades surgen exploradores, que buscan otras formas de ver el mundo. Hoy esos los exploradores de nuestra sociedad están mirando a la artesanía.

Crear otros mundos

Pero no a cualquier artesanía, no a las manualidades,el folklore y los mercados medievales. Miran a una artesanía “entendida como un proceso de producción más humano, como un proceso fundamentalmente creativo que permite experimentar y desarrollar productos con un discurso mucho más profundo.”

Interesa la artesanía “porque es más humana, porque es local, un proceso de creación emocional, sensorial”. Porque permite crear otros mundos.

La artesanía experiencial, que está buscando nuevos imaginarios, añade a esa realidad-experiencia human de la creación, la ultima tecnología y los elementos más artísticos con una fuerte carga de diseño.

Detrás de la frivolidad del diseño hay una profunda fuerza que está contribuyendo a un cambio social, porque estas nuevas formas de mirar son las que pueden cambiar el mundo.

Artesano es ahora un forma de lujo, la artesanía es contra-cultura.

La artesanía como contracultura ¿que artesana eres?

Siguiendo con el post de la semana pasada y el estudio sobre la artesanía del siglo XXI que hace JC Santos me preguntaba ¿qué clase de artesanan soy?”

“… la artesanía también es un concepto polifacético, con significados y valores diferentes para cada grupo de consumidores”

Esto es importante, entre esa masa de consumidores está nuestro cliente ideal. Aquel que dibujábamos, con un nombre y una forma de peinarse muy concreta, y qu ese parece a un famoso. Esa persona que está dispuesto a pagar por nuestro producto, porque lo aprecia, aprecia nuestro trabajo.

Santos hace una división de la artesanía actual diciendo que, esa “búsqueda de un modelo alternativo” que es la artesanía, se orienta desde dos actitudes opuestas:

A) mirando al pasado con nostalgia

B) mirando al futuro con osadía

ArtesaniasLa primera engloba dos conceptos muy distintos de artesanía, la artesanía folclórica, cuyo máximo exponente son los mercados medievales donde se vende de todo menos medievo. Y la artesanía suntuaria, con influencia en el mundo de la moda.

La segunda actitud ante la artesanía la componen un concepto de “artesanía informal” muy vinculado al movimiento DIY (hazlo tu mismo) enfrentada a la sociedad de consumo. Y una “artesanía contemporánea, caracterizada por un elevado nivel conceptual de diseño”. Aquí entraría todos los artesanos-diseñadores-artistas, que tiene un concepto muy definido en sus creaciones (a base de pensar, investigar y probar sobre una idea), y que son super-expertos porque dedican mucho tiempo a perfeccionar una técnica sin dejar de experimentar (probar materiales, mezclar técnicas, …)

El gráfico es genial, lo pongo porque permite hacer un ejercicio muy interesante: responder a la pregunta ¿que tipo de artesana eres?

Es decir en que lugar de esa gráfica estas, además de colocarte en un cuadrante, puedes especificar cómo de cerca estás de la gama alta o baja, de la tradición o de la innovación. Es un ejercicio difícil mi ideal es esa artesanía que mira al futuro con osadía, en la artesanía contemporánea, y lo más cerca de la gama alta. Pero mi realidad es que solo para algunos proyectos estoy ahí en general me muevo en el área de la innovación peor bastante cerca del centro.

¿y tu?

Pasión artesana

Sin nombreLa artesanía es una constante en nuestro trabajo. Ese saber hacer y ese sello personal que imprimimos a lo que hacemos nos define como profesionales y, a mi, me gusta pensar que hago un trabajo artesanal cuando hago relaciones públicas o cuando alguien me pide consejo.

Por eso me interesó tanto el articulo de Juan Carlos Santos “ Artesanía, lujo y fast-fashion”. Aunque Santos es analista de tendencias y experto en moda, está muy lejos de la frivolidad que siempre se achaca a este mundo.

En el artículo, entre otras cosas, disecciona el concepto artesanía y lo explica en detalle. Lo que me permite verlo con más claridad, pensar en cómo hago mi trabajo, qué clase de artesana soy.

Empieza explicando que la artesanía está ” Asociada, generalmente con la producción manual a pequeña escala, la artesanía se sustenta sobre unos valores más humanos, sotenibles, creativos y respetuosos con la tradición local, configurándose como un campo de experimentación emocional, simbólica y sensorial privilegiado para la exploración de nuevos imaginarios que recuperen la armonía, la autenticidad y la escala humana perdidas con nuestro modelo de desarrollo actual”

Creo que la cita no tiene desperdicio. Pero, aún así, no he podido resistirme a poner negritas. Para destacar todo ese potencial de la artesanía.

tres claves fundamentales de la artesanía:

1. en qué se basa, de dónde surge, cómo se sostiene,” valores más humanos sotenibles, creativos y respetuosos con la tradición local” es decir en las personas y su entorno

2. qué es, cuál es su esencia, por qué existe “campo de experimentación” un entorno propicio para el ensayo/error, para atreverse a hacer cosas que no has hecho nunca, que no has sentido nunca, que nos has visto nunca. Un laboratorio para probar y probar mientras vas descubriendo.

3. para que sirve, por qué es útil “nuevos imaginarios que recuperen la armonía, la autenticidad y la escala humana.”

Todo esto tiene mucho que ver con la Ruta, con cómo surgió, cómo se esta desarrollado y lo que podría ser. Porque tiene mucho que ver con nuestra forma de emprender y de hacer RR.PP. Y cómo queremos seguir haciendo nuestros proyectos.

abril y mayo

Dos meses sin publicar son muchos meses, incluso para mí, más ahora que creía haber encontrado la fórmula para no abandonar durante semanas el blog.

Este post es para demostrarme que han sido dos meses de los más productivo.

Una bases de datos

relacionesBD_1Que ha costado mucho de definir, en parte por la falta de tiempo para reuniones de equipo. Mi hermana es la experta en bases de datos, estamos conversando sobre esto desde el verano pasado, pero es difícil encontrar varias horas seguidas para dedicarle. Pero la conversación es interesante, las preguntas que me hace me ayudan a orientar la investigación y todo el proceso está dando para un post.

Por supuesto aún habrá que pulir a lo largo de la investigación.

Lo malo es que no acaba de salir todo lo bien que a mi hermana le gustaría, la transición de Acces a LibreOfficeBase parece que no es tan fácil como esperaba.

OuiShare fest 2015

EconomiaRed_2Toda una experiencia. Un festival de charlas, talleres, mesas redondas y entrevistas. No pudimos asistir a todas las que nos hubiera gustado, pero nos encantó la idea de los resúmenes ilustrados.

Lo que nos traemos es la conversación, la certeza de que estamos al principio y que todo puede ser, por lo seguramente no triunfará una sola forma de hacer economía colaborativa. Los principios es lo que tienen.

El alojamiento en una genuina casa francesa a través de Airbnb, Anne fue una anfitriona encantadora.

Y preparar este viaje me obligó también a repensar mi empresa, mis trabajos (sobretodo los últimos) y mis líneas a seguir. Todo eso no ha visto la luz, pero me ha tenido ocupada.

Rediseñar y aprender

GMás bien ha habido que empezar de cero, dejarme guiar por expertos y apostar por una intuición que me rondaba desde hacía tiempo.  Transformar una tienda tradicional de artículos para el baile y la indumentaria regional en una tienda on-line de complementos de moda tradicionales. Esto me ha quitado el sueño desde hace mucho y me lo sigue quitando de vez en cuando, peor cada vez menos.

Las pautas del programa despegue para Pymes de Rebeldes on-line y el curso Textos que venden de Laura Ribas; han sido clave.

Y estos últimos meses han sido intensos, en reflexiones y tareas. Y sigue en aumento.

Lo ball del Rey Paixaro. Novelda 1587

Publicada en el blog del gup de danses: la transcripción del “Procés criminal del Procurado de la Ilustrisima Senyoria de la Vila de Novelda contra lo magnific Alonso Dias. Per Governació de la vila” ; fechado el 6 de enero de 1587 descubrimos una tradición de época moderna, que seguro venía de antiguo y no sabemos en que momento se perdió. A ver si la recuperamos para 2016.

Queda leer con detenimiento el artículo de Biel Sansano y pasar algunas horas en el Archivo

Costura

costuraUna recién descubierta forma de relajarme, coser a máquina. Estos dos meses me han dado para hacer una camisa y empezar con una falda. Todo del siglo XVII.

 

 

Convierte tu Pasión en tu Negocio

cuadernoDe nuevo los talleres “Convierte tu pasión en tu negocio” se ponen en marcha. Un año más financiados por el Área de Igualdad y Mujer de la Diputación de Alicante, se llevaran a cabo en las Agencias Gestoras de Villena, Cocentaina, Denia, Rojales y Alicante para dar cobertura a toda la provincia.

Cinco paradas de la Ruta Emprendedora Artesana, para dar visibilidad y activar iniciativas con potencial para ser proyectos empresariales. Surgidos de forma artesanal, de lo cotidiano, de dedicar tiempo a una actividad que es “fuente de inspiración y de dicha” (P. Himanen).

Muchas personas son capaces de dar su sello personal y crear un “saber hacer” únicos a actividades como la confección, la enseñanza o la cocina. Dar unas herramientas básicas para empezar a ver esa pasión con un poco de estrategia empresarial, es uno de los muchos objetivos de la Ruta Emprende Artesana.

Información e inscripciones

AGM Villena Tf. 965.81.71.51
Los lunes; desde el lunes 13 de octubre hasta el lunes 3 de noviembre

AGM Cocentaina Tf. 966.50.05.51
Los martes, desde el martes 14 de octubre hasta el martes 4 de noviembre

AGM Denia Tf. 966.43.51.03
Los miércoles, desde el miércoles 15 de octubre hasta el miércoles 5 de noviembre

AGM Rojales Tf. 966.71.39.46
Los jueves, desde el jueves 16 de octubre hasta el jueves 6 de noviembre

Alicante Los talleres se realizarán en el Departamento de Formación Diputación. Ferré Vidiella . Las inscripciones en el Área de Igualdad y Mujer de la Diputación de Alicante Tf. 965.98.02.47
Los viernes; desde el viernes 17 de octubre hasta el viernes 7 de Noviembre

código abierto de Relaciones Públicas (o Relaciones Públicas para el cambio social II)

Alguien me dijo una vez que esto de las Relaciones Públicas era un oficio, que se aprende viendo a otros trabajar y practicando, claro. En esto de los oficios hay un saber hacer, un aprender construyendo sobre el saber de otros y un construir otros saberes, que me interesa del artesano y del hacker.

El artesano, como el hacker, combinan un hacer lo que te gusta, como quiero hacerlo, (una vida apasionada) y obtener satisfacción, aprendizaje y dinero (vivir de lo que te gusta).

Si me entiendo como artesana de las RRPP del siglo XXI, de alguna manera, entiendo las RRPP como un software, que puede ser libre; como una construcción p2p. Y me veo aportando al procomún proyectos seductores en los que los colaboradores quieren trabajar porque en ellos pueden desarrollarse.

En breve impartimos un curso en el que compartimos la experiencia y la metodología empleada en la activación y asesoramiento de otros emprendedores. Concretamente queremos explicar, compartir y abrir lo que nosotras hemos aprendido y que tan buenos resultados ha dado (a nosotras y a otros). Este es un proyecto realmente seductor, tanto la materialización en talleres como las reflexiones que se gestan detrás.

En paralelo presentamos una comunicación al Congreso Internacional de Investigadores en RRPP. En la que explicamos ciertas habilidades que consideramos imprescindibles para hacer RR.PP. , al menos las Relaciones Públicas que a nosotras nos gusta hacer y que hacemos , persona a persona. Y explicamos los conceptos clave que usamos para contar este oficio nuestro.

¿Estamos liberando software de RRPP?

Que estamos aportando al procomún está claro y lo hacemos con esa misma filosofía del software libre. Queremos rentabilizar nuestro esfuerzo investigador, pero no vivir eternamente de la renta de este conocimiento. Que es propio, sí, pero que bebe del conocimiento de otros. Tampoco compartimos desde una generosidad, mal entendida, que no da el ciento por uno.

Lo que no está tan claro es cómo de útil les será a otros y/o en que disciplina inscribir esos aportes. Si esta aportación al procomún se inscribe dentro de la disciplina de RRPP o no, es algo que no tengo tan claro. Pero como, constantemente hablamos de esa imprescindible redefinición del oficio de RRPP, creo que más bien sí. Creo que desde la Ruta Artesana estamos aportando valor a la profesión de RRPP. Estamos liberando formas de hacer RRPP en el siglo XXI. Creación y fortalecimiento de redes profesionales de colaboración; la importancia de lo concreto, de saber que se trabaja con persona reales y no con públicos imaginados;  la utilidad de narrarse, conectar y conversar.

En el caso de las habilidades y conceptos de RR.PP. presentadas al Congreso, de lo que se trataba era de exponer nuestras reflexiones y escuchar lo que otros tenían que aportar. Creo que no aprendí mucho, la verdad, no creo ser mejor RR.PP. ahora que se (con datos meticulosamente recogidos) que ciertas empresas e instituciones usan un modelo de RR.PP. unidireccional. Y esto por que tampoco sé el por qué de usar ese modelo y no otro, así que tampoco puedo valorar las conclusiones que se expusieron (pero ese es otro tema).

Los modelos de RRPP explican cuatro formas de actuar de un profesional, pero en muchos casos se convierten, casi, en técnicas comunicativas aplicables en momentos puntuales de una campaña. La filosofía que inspira a una organización a optar por una política de comunicación basada en uno de esos modelos es lo interesante. Saber quién y cómo se construye esa filosofía. Saber si está directamente relacionado con el trabajo de un profesional de Relaciones Públicas, son los debates que hubiera querido escuchar.

El retorno que recibimos y percibimos

El primer retorno que obtenemos en ambos casos es el reto de enfrentarnos nosotras mismas a nuestras reflexiones y métodos, para ser capaces de mostrarselos a otros. La revisión necesaria de los materiales es ya un avance. Una vez expuestos, casi cualquier comentario es un retorno; un caer en la cuenta de puntos fuertes y débiles, de nuevos caminos, de posibles metas.

Con respecto a los métodos para activar persona y saberes. Compartir el método con otros formadores, que trabajan en contextos distintos, con públicos distintos amplía las posibilidades/ potencialidades del método y del taller. Quien lo aplique en otro territorio y, sobre todo, en otro contexto estará

  • poniendo a prueba el método,
  • detectado lagunas,
  • inspirándose para crear variantes, ideando innovaciones; creado una versión nueva, para personas reales en contextos reales.

Pero sobre todo lo estará impartiendo de una forma distinta a nosotras, porque esto es un servicio y es artesanal, no hay dos iguales. Y al mismo tiempo puede necesitar de nosotras en puntos concretos o en todos. Es decir, se están creando redes (y nos puede contratar XD).

Personas concretas en contextos concretos pueden querer, o necesitar, aplicar alguna técnica en concreto o la filosofía en general, sin llegar a ejecutar el taller piloto que ideamos.

Proyectos propios y ajenos

Estos son los escenarios en los que se va construyendo el profesional que va por libre. Detectando oportunidades en los proyectos ajenos y desarrollando iniciativas propias, se ponen a prueba ideas y saberes, se crece y se aprende. Creo que con esta combinación creas tu oficio y ejerces tu profesión, todo en uno. Y, además, se gana la vida; porque si en la variedad está el gusto , en la combinación de flujos de ingresos (entre otros elementos) está la flexibilidad del profesional. La clave parece estar en “trabajar en red y trabajar con”, así lo estamos contando últimamente.

En los proyectos propios hay que idear, diseñar y financiar el proyecto. Y una vez hecho esto gestionar su comunicación, su marca y la comunidad que surge en torno a ellos. 

En los proyectos ajenos (propuestos o demandados) hay que investigar para conocer la filosofía, origen e historia del proyecto. Definir la idea fuerza sobre la que diseñar, planificar y ejecutar la estrategia y las acciones. Para luego gestionar la comunicación, la marca, la comunidad.

Proyectos propios

Visto así los proyectos propios parecen más apetecibles y más fáciles de implementar porque depende solo de tí. Pero buscar y crear estructuras de trabajo para llevar a cabo los proyectos propios es un arduo trabajo, porque hay que hacerlo todo desde cero:

  • tener un conocimiento y un saber hacer. Un oficio en el que te desarrollas.
  • descubrir, diseñar y establecer rutinas de trabajo en común. El trabajo en equipo que funciona
  • tener objetivos comunes (comerciales, profesionales, …). Lo cual nos obliga a una conversación continua para poder elegir a los colaboradores, para trabajar durante el proyecto en cuestión.
  • definir la red y los roles. Decidir y saber quién es quién y quién hace hace qué.
  • reconocer el contexto del que surges y en el que te mueves. Para resultar atractivo a aquellos con los que quieres trabajar, saber cuál es el valor/valores que puedes aportar. Al tiempo que decides que valores y significados quieres  aceptar de otros.

Y con todo esto inicias un camino de ensayo y error, de acción e investigación entrelazadas, para la planificación, comunicación y ejecución del proyecto.

  • Investigar y situarte en un contexto. Revisar notas, retomar y ampliar lecturas, indagar un poco más para ver la actualidad del sector o sectores en los que se inscribe el proyecto. Analizar proyectos similares, en circunstancias, actores, objetivos. Hacer una pregunta más a esa idea inicial para ponerla a prueba.
  • Definir el contexto, decidir el ámbito en el que se inscribe el proyecto y delimitar los objetivos generales del mismo. Para poder “empaquetarlo para su venta” y presentarlo con una sola frase a una persona concreta.
  • Identificar a quién le interesa y decidir con quiero compartir este proyecto, con quién quiero trabajar. Esto es, quién quiero que me financie y por qué, y quién quiero que se beneficie de este proyecto y por qué.
  • Trazar una estrategia. Un plan general que se expresa en no más de un párrafo.
  • Decidir las tácticas. Enumerar los pasos a dar, colocarlos en el calendario y asignar un responsable.

Proyectos ajenos.

Diseñar la comunicación para el proyecto de otro no tendría mayor dificultad si aplicamos una visión instrumental de la comunicación, hacemos publicidad convencional e incorporamos las últimas tendencias en comunicación social. Pero como eso no sabemos hacerlo, sino que lo que de verdad sabemos hacer es complicarnos la vida. Entonces  iniciamos una conversación con el cliente que nos permita conocerlo y hacer con él unas relaciones públicas interesantes, conocerse él y establecer una comunicación que le permita construirse.

Antes de optar por un tipo de comunicación u otra, creo que es interesante dejar claro dos conceptos de este tipo de proyectos. Básicamente me he encontrado con dos tipos de proyectos ajenos, la comunicación de un evento en particular y la comunicación de la organización en general.

Cuando se trata de la comunicación de un evento hay que tener claro que, en primer lugar, la existencia o no del evento es una decisión directiva (ya sea un político por tratarse de la administración pública o un directivo por estar en la empresa privada), al final hay una persona que tiene la última palabra en la realización o no de el evento, por tanto es el responsable.

La visión del responsable marca la diferencia entre un tipo de evento y otros. Una visión a largo plazo es aquella que concibe el evento como algo que debe arraigar en el público (o en la ciudadanía en el caso de la Admon) como algo propio, algo que crea comunidad y que la diferencia, de ahí se obtiene el compromiso de participación. Que la gente lo haga suyo le permitirá vivir más allá de la legislatura de turno. Lo hará más resiliente. Y ¿por qué querríamos que un evento o proyecto sea resiliente? porque responde a cuestiones reales de un contexto concreto y, por tanto, ofrece valor, tiene significado.

De modo que si es la primera edición del evento X, o si se está pensando en una renovación tras varias ediciones, la meta es hacer un proyecto que ofrezca valor a la gente que queremos que participe, que  tenga significado. Y esto es lo que condiciona la estrategia de comunicación y la construcción de su relato. Un relato que en un primer momento estará orientado a convencer, a seducir, a los participantes y que más adelante se transformará por la propia continuidad del proyecto (vivo y en conversación).

Una visión a corto plazo, orientada a conseguir solo visibilidad e impacto mediático, medido según la adhesión dela opinión pública; nos da como resultado un proyecto débil, cuya continuidad depende de los resultados de la primera edición (o de la última según sea el caso). Carece de plan, de proyección y de visión, de relato al fin y al cabo; porque está basado en la ocurrencia y no en las personas reales.

Page 1 of 3

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén

Abrir la barra de herramientas